Tauroni pide que Mireia Mollà declare ante la juez por la sustracción de un 'pendrive'

El abogado de uno de los imputados pide que aclare cómo obtuvo esa memoria y solicita también la testifical de un inspector de policía

A. RALLOVALENCIA.
La diputada de Compromís Mireia Mollà en su escaño de Les Corts. ::                             TXEMA RODRIGUEZ/
La diputada de Compromís Mireia Mollà en su escaño de Les Corts. :: TXEMA RODRIGUEZ

Arturo Tauroni, imputado en la segunda pieza del caso Cooperación por el desvío de fondos destinados al Tercer Mundo, ha pasado al ataque. Su abogado ha solicitado que declare ante la juez la diputada de Compromís Mireia Mollà para que aclare cómo obtuvo un lápiz de memoria (pendrive) que fue el que dio origen a la investigación abierta en su día por la Fiscalía de Valencia. En el mismo escrito pide también la comparecencia de un inspector de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), quien redactó el primer informe. El documento llega a conclusiones «inveraces», según la representación de Tauroni, hermano del principal imputado en la trama que lleva casi un año y medio en la prisión.

El resultado de estas dos pruebas podría conducir, según se desprende en el documento presentado en el TSJ, a solicitar la nulidad de la causa que ahora se instruye en el alto tribunal valenciano. En la primera pieza, la que investiga a la Fundación Cyes -no confundir con la constructora- sólo falta por resolver algunos recursos presentados ante la Sala de lo Civil y Penal. El exconseller de Solidaridad Rafael Blasco se encuentra procesado en esta causa al igual que otros funcionarios de su departamento. La Generalitat le pide once años y seis meses de prisión.

Una vez resueltos los recursos, el siguiente paso sería la apertura de juicio. De la segunda parte, apenas se ha empezado a instruir.

El abogado de Tauroni explica que Mollà aportó un 'pendrive' con información «sustraída u obtenida de unos ordenadores de terceros» que se ha obtenido de una manera «ilegal o irregular». En su día, la denunciante explicó que la tarjeta de memoria le había llegado «de forma anónima».

El escrito recuerda que la diputada indicó que durante un tiempo estuvo analizando la memoria «para averiguar su contenido».

La representación de Tauroni entiende que es necesaria la declaración de Mollà, que hasta la fecha sólo lo ha hecho ante el Ministerio Público, pero nunca ante la juez de Instrucción 21 y tampoco ante la magistrada del Tribunal Superior de Justicia.

El interrogatorio propuesto, según el escrito, podría revelar determinadas infracciones como «robo, delitos relativos a la propiedad intelectual o tenencia de documentación robada». Además, añade que se podría haber roto «la cadena de custodia» ya que en el informe policial se recoge cómo se han eliminado facturas de esa base de datos.

El letrado de Tauroni considera que estas testificales deben practicarse ahora y no en juicio porque de sus declaraciones podría derivarse la solicitud de «nulidad de la prueba» y las que derivan de esta que, en definitiva, es el resto de la investigación judicial.

Las pruebas solicitadas por la defensa del imputado tratarán de comprobar «si los datos han sido deliberadamente deformados, corresponden a errores o se trata de una investigación sesgada».