Costas redacta el proyecto para ampliar la playa en las pistas deportivas de El Saler

La Asociación por la Memoria Histórica reclama que el derribo del polideportivo no afecte a una fortificación costera de la Guerra Civil

P. MORENOVALENCIA.
Una parte de las instalaciones deportivas de El Saler, ayer por la mañana. ::                             IRENE MARSILLA/
Una parte de las instalaciones deportivas de El Saler, ayer por la mañana. :: IRENE MARSILLA

La Demarcación de Costas ha iniciado la redacción del proyecto de regeneración de playa de la Creu, en la Devesa de El Saler, ante la decisión del gobierno municipal de tomar en consideración el cierre del polideportivo.

Así lo indicaron ayer fuentes de la Delegación del Gobierno, quienes añadieron que ya se han producido varias reuniones entre técnicos del ministerio y el consistorio. El objetivo principal es recuperar esta parte de la costa con cordones dunares, senderos y otro tipo de instalaciones blandas que sustituyan las edificaciones de hormigón. La superficie deportiva se extiende sobre 53.600 metros cuadrados y fue inaugurada en 1983.

El Plan General dejó fuera de ordenación años después todo el recinto, que en 2003 se benefició de diversas obras de mejora, especialmente la renovación de un campo de hockey sobre hierba. Ahora, el traslado de las actividades a otros recintos, como la Ciudad del Rugby de Quatre Carreres, pone sobre la mesa la demolición del recinto municipal de El Saler.

Las mismas fuentes precisaron que todavía es pronto para conocer el detalle el proyecto, aunque precisaron que será similar a lo realizado en el litoral del parque de la Albufera desde los años 90. Entonces comenzó la eliminación del paseo marítimo construido unas décadas antes, cuando se pretendía urbanizar la Devesa con cientos de apartamentos, como una zona residencial más de la ciudad.

Por fortuna aquello se paró, aunque quedaron vestigios, demolidos poco a poco. La última actuación de la Administración pública ha sido el derribo y posterior regeneración del solar del colegio Sebastián Burgos, algo más al sur que el polideportivo y donde se ha ganado terreno para la playa cercana.

En el centro de la instalación deportiva subsiste una construcción de la Guerra Civil, una fortificación defensiva costera. Matías Alonso, portavoz de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica, reclamó ayer que el proyecto de la concejalía de Deportes no afecte a esta infraestructura, ni la posterior regeneración de Costas. El catálogo municipal recién aprobado lo define como un Bien de Relevancia Local.

Defendió la importancia de la base costera, que debía albergar un cañón naval, tanto desde el punto de vista histórico como de la ingeniería. La fortificación está situada debajo de un promontorio que ahora sirve de aparcamiento de coches. Debido a la altura, está protegido por una valla en el perímetro, aunque por los laterales se puede bajar a la antigua base, ahora cegada.

Otra actuación pendiente es la utilización de un enorme barco construido en hormigón, parte de la escuela de estibadores, ya desaparecida. La Generalitat decidió hace tiempo devolver la instalación al ministerio, a la vista de la imposibilidad de abrir el previsto centro de exposiciones sobre la Albufera.

Algo más al norte, el Plan General también ha decidido la recuperación de una vieja parcela industrial, donde la fábrica ya ha desaparecido. El recinto de la Plexi está vallado con una verja metálica y con el interior despejado de escombros. El Plan de la Albufera reservó el terreno para un uso terciario.