Los expertos alertan de más medusas tóxicas este año

Una campaña detecta la presencia de grandes masas de 'pelagia noctiluca' frente a las costas valencianas

REDACCIÓNVALENCIA/BARCELONA.
Dos jóvenes dejan en la arena medusas sacadas del agua. ::
                             CARLOS RODRÍGUEZ/
Dos jóvenes dejan en la arena medusas sacadas del agua. :: CARLOS RODRÍGUEZ

Las medusas avistadas en el mes de mayo en el Mediterráneo son más grandes y abundantes que en los últimos tres años, según han comprobado los integrantes del proyecto Jellyrisk dentro de una campaña oceanográfica promovida por la UE y con la que han navegado durante un mes para detectar estas especies. La investigadora del Instituto de Ciencias del Mar (CSIC) Verónica Fuentes, que participa en este programa, explicó que se han visto grandes cantidades de la medusa luminescente 'pelagia noctiluca', especialmente tóxica, en la costa valenciana y catalana. Además, son los ejemplares «más grandes» detectadas hasta ahora en las campañas realizadas hasta el momento.

«Hemos visto bancos de varios kilómetros de extensión con una densidad de 30 ó 40 medusas por metro cúbico, que es muchísimo», afirma la investigadora, que advierte de que habrá que ver si finalmente estos bancos llegan a las playas.

«Las que hemos encontrado esta primavera son realmente muy grandes, lo que quiere decir que han tenido un buen periodo de alimentación durante el invierno para llegar al tamaño actual». La 'pelagia noctiluca', una especie que realiza todo su ciclo de vida en el Mediterráneo, es una de las más tóxicas y urticantes de este mar y es también de las que generan mayor alerta cuando se encuentran en las playas. Fuentes prevé que si las condiciones de viento son favorables habrán muchas 'pelagias' en la costa mediterránea española este verano. El proyecto también ha permitido detectar ejemplares de carabela portuguesa, una especie muy tóxica.

Según la información que difunde el Ministerio de Medio Ambiente, la picadura de la 'pelagia' puede dejar heridas abiertas en la piel y el veneno causar problemas respiratorios y cardiovasculares que se prolongan varias semanas.

Por otro lado, fuentes de Cruz Roja informaron ayer de que no se produjeron atenciones por picaduras de medusas en las playas, si bien en muchas zonas aún no hay dispositivos de vigilancia.

Fotos

Vídeos