Alemania se lanza a fichar a jóvenes de la provincia como aprendices

Los candidatos firman contratos con empresas por tres años para cursar FP dual, con un salario de 800 euros al mes, y les garantizan un puesto de trabajo al terminar el periodo formativo

E. BROTONSALICANTE.
Alemania se lanza a fichar a jóvenes de la provincia como aprendices

Se marcharán a Alemania para estudiar un oficio cualificado como aprendices. La empresa invertirá en cada alicantino que fiche 22.000 euros por su formación, que durará tres años. Un periodo de tiempo donde tendrán que competir, demostrando que son los mejores. Pero será un esfuerzo que quedará compensado ya que les garantizan un puesto de trabajo al finalizar sus estudios.

Esta es la oferta que han lanzado empresas alemanas para jóvenes que tienen terminada la ESO, con buenas notas, y que quieren emprender un futuro fuera de España, aunque no sepan ni chapurrear alemán. La convocatoria solo se realizará en Alicante -cuya primera toma de contacto se celebró ayer- y en Murcia. Serán 27 plazas de FP dual.

«¿Dónde vamos a vivir?, ¿tenemos que buscarnos nosotros casa?», preguntaban ayer los jóvenes que acudieron a la charla informativa organizada en la Agencia de Desarrollo Local de Alicante. Padres de potenciales aspirantes también asistieron a la cita y anotaron con interés fechas y requisitos.

La empresa World Wide Working (www.worldwideworking.net), una sociedad hispano alemana con sede en Alicante, y sus socios locales presentaron la oferta. En diciembre del pasado año, ocho personas ya se fueron a Alemania para cursar FP dual. Una experiencia piloto que ha servido para lanzar esta oferta ya más amplia a la que previsiblemente seguirán otras.

«A Alemania no se puede ir de mala manera, sin una formación cualificada y sin saber el idioma; suele ser un desastre y acaban regresando», aseguró Pablo Lanza García, socio y director de World Wide Working.

A diferencia de la FP española, en Alemania, las empresas -y no como aquí, los centros e institutos-, se encargan de realizar la formación. Por ejemplo, varias empresas de la salud se agrupan, hacen previsiones del personal que necesitarán, crean las plazas y forman a sus futuros empleados durante tres años (3.000 horas que son sufragadas). «En un porcentaje mayor del 93% se ofrecerá un trabajo indefinido a ese estudiante que ha sido preseleccionado, formado e invertido en el más de 22.000 euros; durante todo este tiempo la empresa lo ha estado conociendo». Una inversión que puede llegar a los 40.000 euros si se cuenta con la maquinaria que utilizarán durante las clases.

«Los estudiante solo tienen que comprarse los libros y se les paga unos 800 euros brutos al mes y están cotizando», apostilló Lanza, quien señaló que las ramas sanitarias son las más demandadas.

De las 27 plazas, 15 son para Enfermería, cinco para comercio industrial, tres para especialistas en venta de muebles al por menor, dos para delineante y otras dos para cocineros. El idioma no se incluye como requisito. Ahora bien, lo tienen que aprender y, por ello, durante este verano los estudiantes preseleccionados realizarán un curso intensivo para obtener el nivel A2 (equivalente a dos años en la Escuela Oficial de Idiomas). Deberán abonar un 10% de su coste que posteriormente será devuelto. En septiembre vuelan ya a Alemania con el contrato de aprendiz firmado.