Vecinos de Benimaclet reclaman que los solares sin edificar se destinen a huertos

P. M.VALENCIA.
Huertos sociales de Benimaclet, en una imagen cedida por la asociación de vecinos. ::                             LP/
Huertos sociales de Benimaclet, en una imagen cedida por la asociación de vecinos. :: LP

Tras dos décadas de trámites inacabables, la asociación de vecinos de Benimaclet propuso ayer que las parcelas del plan urbanístico paralizado vuelvan de nuevo a ser utilizadas como campos de huerta. El portavoz de la entidad vecinal, Francisco Guardeño, indicó que de esta manera se acabaría con la degradación de la zona, donde abundan los vertederos y los solares «llenos de porquería».

La petición coincide con el estudio que realiza el ayuntamiento acerca de si resuelve la condición de agente urbanizador a la empresa adjudicataria. Como publicó ayer este periódico, así se cumplirá una sentencia del pasado octubre.

Guardeño mencionó los huertos sociales promovidos por la asociación de vecinos, que ocupan unos 3.000 metros cuadrados en la zona prevista para un gran parque. La iniciativa fue posible tras el acuerdo con una entidad bancaria y el ayuntamiento.

Además, el representante vecinal comentó en otras zonas del plan urbanístico se han alcanzado pactos similares, aunque de menor superficie. En total, la previsión es que se construyan 1.345 viviendas entre el actual barrio y la ronda norte.

Uno de los obstáculos que impiden el desarrollo del plan es el diferente criterio entre el agente urbanizador y el consistorio a la hora de definir el número de viviendas de promoción pública y la empresa que debe asumirlas. En todo caso, Guardeño dijo que si se resuelve la adjudicación, los equipamientos públicos previstos «no deben correr peligro, al contrario, si se aumentan mucho mejor».

Citó como ejemplo los 15.000 metros cuadrados de parcelas reservados para zona escolar, así como otros 10.000 metros cuadrados destinados a servicios públicos. El gran parque previsto donde se asientan los huertos sociales se extenderá en 18.000 metros cuadrados, mientras que otros 10.000 metros cuadrados se destinarán a instalaciones deportivas. Guardeño comentó por último que la recuperación de la huerta en los solares «serviría también para reconocer que no se pueden hacer esas viviendas».

Fotos

Vídeos