Los extranjeros acaparan las ventas de los comercios abiertos en festivo

El domingo ha pasado a ser el tercer día más rentable para las grandes superficies, que aseguran haber creado empleo

EVA PALOMARESVALENCIA.
Compradores en un centro comercial valenciano. ::                             DAMIÁN TORRES/
Compradores en un centro comercial valenciano. :: DAMIÁN TORRES

Se han cumplido los cuatro primeros meses de apertura de comercios en festivos y grandes superficies y pequeños comercios valoran para este diario la conveniencia o no de abrir atendiendo a la percepción transmitida por sus asociados. Mientras los grandes lo ven un acierto: un día más de ventas ganado a la semana. Los comercios de barrio siguen sin ver la rentabilidad: escasas ventas que no compensan la renuncia al día festivo.

En unas semanas Covaco (Confederación de Comerciantes y Autónomos de la Comunidad Valenciana) y la delegación de Anged (Asociación de Empresas de Distribución) en la Comunitat presentarán el balance de estos cuatro meses de aperturas en domingo en pro del consumo en zonas turísticas. Y se verán, efectivamente, los resultados de esta iniciativa promovida desde el Gobierno central y delimitada por zonas por los consistorios de las ciudades.

Para Antonio López-Tena, portavoz de Anged, el domingo se ha convertido «en el tercer o cuarto día en importancia para el comercio de Valencia. Esta estrategia dirigida al turismo que llega por el puerto y por el AVE está funcionando y se notará en los resultados finales», asegura López-Tena, quien llega a añadir incluso que «ha favorecido la creación de nuevos puestos de trabajo» por el incremento de ventas en grandes superficies. Según el representante de las grandes superficies, no solamente sus empresas asociadas salen ganando con la medida. «Los pequeños comercios del entorno de las grandes superficies también están aprovechando la afluencia de público que procede sobre todo, del AVE, pero también de los hoteles de la ciudad. Se puede ver en el uso de tarjetas VISA con cuentas en países de dentro y fuera de la Unión», explica. De todos modos, para López-Tena realmente los efectos del consumo en días festivos se verán en un año, cuando esté consolidada la iniciativa.

«Somos la tercera ciudad turística de España y en la actual coyuntura no podemos dejar de vender un día que representa el 14% de nuestras ventas», aseguran fuentes de El Corte Inglés. También compensa para la mayoría de los comercios de Nuevo Centro que han decidido abrir en festivo, cerca de un 70%. «Un día más de apertura está paliando los efectos de la bajada del consumo. Los festivos abiertos, en sus horas punta, reciben las mismas compras que un día entre semana», comentan fuentes de este centro comercial valenciano.

Sin embargo, para los pequeños comercios no compensa y las ventas no se han incrementado sustancialmente. «Somos los primeros que abrimos si hay negocio, pero no lo hay. No hay más consumo a pesar de ser una época de cruceristas. Y no queremos sacrificar trabajadores por la vida personal si no se va a generar negocio. Además, en las superficies comerciales se sigue destruyendo empleo», comenta Encarna Sanchis, presidenta de Covaco (Confederación de Comerciantes y Autónomos de la Comunidad Valenciana). Los pequeños comercios se muestran críticos sobre todo porque consideran que la Administración les debiera consultado tanto por el momento como por las zonas a delimitar como de interés turístico. «No han contado con el sector y prácticamente se ha impuesto en toda la ciudad», añade Sanchis.

Rafael Torres, vicepresidente de Cecoval (Confederación de Empresarios del Comercio Valenciano), y de los comercios del centro histórico de Valencia, entiende que la iniciativa ha incrementado los gastos de los pequeños comercios y puede acelerar el cierre de los mismos. «Es un añadido que nos perjudica en un entorno recesivo en el que no se incrementan las ventas abriendo más días. Somos partidarios de la liberalización de horarios delimitando mejor las zonas y el momento en cuestión», valora Torres.

Los comerciantes de la Malvarrosa tampoco han apreciado un crecimiento en las ventas. «El comprador va a las grandes superficies en festivos y a nosotros no nos salen las cuentas de personal adicional», explica su presidente es Rafael Prieto. En su zona la gente «no sale a comprar sino a comer», por lo que también aboga por «distinguir mejor las zonas afectadas». Torres también cuestiona si la iniciativa dirigida al turismo ha sido simplemente «la excusa para liberalizar los horarios en zonas de la Comunitat».

Para los supermercados tampoco compensa abrir en domingo. «No abrimos porque el turismo se dirige más hacia el centro histórico y la restauración y el turista tiene baja incidencia en la venta en supermercados. Abriremos si el cliente de Valencia y de proximidad lo pide», comenta Pedro Reig, director de Asucova (Asociación de Supermercados de la Comunidad Valenciana). Además, «la afluencia media peatonal no se ha incrementado por la apertura de domingos, como se desprende del índice TC-Street, que mide el tráfico peatonal de las principales vías comerciales de toda España», añade Reig.

Fotos

Vídeos