Mafias roban perros en albergues y chalés para utilizarlos en peleas

La Policía Local de Alzira ha reforzado la vigilancia y distintas entidades alertan de que esta práctica se ha extendido por La Ribera y l'Horta

DANIEL GUINDOVALENCIA.
Albergue para animales abandonados de San Antonio de Benagéber. ::                             J. MONZÓ/
Albergue para animales abandonados de San Antonio de Benagéber. :: J. MONZÓ

El caso de Xena, la perra que habría sido utilizada en Alzira como sparring para perros que participan en peleas ilegales, y cuyo caso llevó al Observatorio de Justicia y Defensa Animal a solicitar una investigación de la Fiscalía, desgraciadamente no es el único. Distintos colectivos relacionados con la protección de los animales alertaron a LAS PROVINCIAS que, en los últimos meses, se están registrando infinidad de robos de perros, tanto en viviendas particulares como en albergues de animales e, incluso, organizando peleas, principalmente en las comarcas de La Ribera y l'Horta Nord. Estas entidades sospechan, incluso, que tanto los robos como las peleas se llevan a cabo por clanes familiares o mafias.

Desde la Sociedad Protectora de Animales de La Ribera (Ribercan), en Carcaixent, comentaron que «desde hace meses, nos están llegando muchísimos casos de robos, casi a diario nos llama gente». «Normalmente suelen ser perros grandes, tipo pitbull», explicaron. También denuncian la organización de peleas de perros en el entorno de la localidad de Alzira.

En esta línea, y a raíz del caso de Xena, la Asociación Protectora de Animales de Alzira (Lacua) ya ha recogido cerca de 7.000 firmas para reclamar al Ayuntamiento que erradique el maltrato animal en el municipio. Al respecto, el concejal de Policía Local del Consistorio alcireño, Eliseo Candela, confirmó que se han «reforzado e intensificado» las tareas de vigilancia para tratar de frenar este tipo de situaciones.

Sin embargo, esta lacra, principalmente la organización de peleas, también afecta al buena parte de la comarca, como los alrededores de Carlet, según indicaron desde Ribercan, o a localidades como Catadau y Llombai, tal y como destacaron desde la Federación para la Protección y Defensa del Animal de la Comunitat Valenciana (Fedenva). Esta entidad, extendió la problemática del robo de perros, incluso, hasta los alrededores de Torrent «y en casi cualquier zona de chalets de la provincia», añadieron. «Pedimos que intervenga la Policía Nacional o la Guardia Civil, pero es difícil tener la certeza de que el perro se ha utilizado para peleas, tienen que ser casos muy claros para que intervengan», aseveraron desde Fedenva, a donde también han llegado informaciones de la celebración de peleas en el barrio de El Cabanyal de Valencia.

La Asociación Protectora Felina y Canina (Felcan) también confirmó la «práctica habitual» de robo de perros en la zona de La Ribera, y la organización de peleas en, por ejemplo, el barrio de las 613 viviendas de Burjassot.

Se extiende a l'Horta Nord

Sin embargo, estas bandas de ladrones de perros han comenzado a extenderse también por la comarca de l'Horta Nord, donde han llegado, incluso, a robar un animal de un albergue y devolverlo semanas después «con signos evidentes de haber sido utilizado para peleas», confirmaron fuentes de uno de estos centros de la comarca, que prefieren mantener en secreto la ubicación exacta «porque nos da miedo dar pistas para ser objeto de más robos de este tipo». Reclaman, asimismo, que exista vigilancia nocturna en estos albergues ya que «aunque tenemos alarma, cuando suena y venimos ya han robado a los perros», añadieron. También exigen a la Administración que «castigue con severidad» este tipo de acciones de maltrato animal.

Fotos

Vídeos