Sanidad abrirá la bolsa de trabajo en junio para evitar el éxodo de especialistas

La conselleria reconoce que hay una apertura parcial para que los residentes que acaban su formación se inscriban antes de octubre

LAURA GARCÉSVALENCIA.
Especialistas de un equipo quirúrgico durante una intervención. ::                             LP/
Especialistas de un equipo quirúrgico durante una intervención. :: LP

Médicos, farmacéuticos y enfermeros internos residentes que finalicen su formación este curso podrán inscribirse en la bolsa de trabajo en junio. La medida supone una «apertura parcial» para el personal sanitario, puesto que la bolsa se abre en su totalidad -también para puestos no sanitarios- en el mes de octubre, tal como confirmaron desde la Conselleria de Sanidad.

El avance de unos meses permite que los especialistas adelanten el camino para encontrar un trabajo, circunstancia que ha sido muy bien acogida por el sindicato médico Cesm.

Andrés Cánovas, secretario general de la formación sindical, explica que con esta medida se «evita el éxodo hacia otros países de especialistas formados en Valencia». Insistió en la importancia de que los profesionales que finalicen el periodo de especialización dispongan de esta opción «extraordinaria», puesto que de lo contrario «quedan a expensas de los contactos profesionales que puedan tener».

El secretario general de Cesm asegura que existe el compromiso del director general de Recursos Humanos de llevar adelante la iniciativa de «abrir la bolsa cuando los residentes hayan terminado la formación, puesto que en cursos anteriores el periodo de inscripción comenzó antes de que acabara el periodo de preparación». De esa manera, los nuevos especialistas no pudieron inscribirse en la bolsa.

Dos posturas

La postura de Sanidad es distinta. El departamento autonómico mantiene que en los «últimos tres años se ha abierto cuando los médicos han finalizado la formación» y aclara que la apertura en junio es una medida «parcial respecto al periodo de inscripción de octubre para todos los puestos, incluidos los no sanitarios».

El departamento no comparte la calificación de «extraordinaria» que le confiere el sindicato porque asegura que en años anteriores no había ocurrido lo mismo.

Apoyados en una u otra consideración, coinciden en que el mes que viene los internos residentes -ya sean médicos, farmacéuticos o enfermeros- podrán inscribirse en el ansiado listado para encontrar un puesto de trabajo. Cánovas sostiene que para los especialistas puede haber opciones de empleo «sobre todo en pediatría y medicina familiar y comunitaria, que son áreas en las que faltan especialistas».

Además, el secretario general de Cesm considera que con la llegada del verano la Conselleria de Sanidad tendrá que disponer del refuerzo de personal propio de la temporada de vacaciones.

El número de médicos especialistas que saldrán de los centros sanitarios valencianos con su periodo de residencia terminado se aproxima al millar, «puede encontrarse entre 800 y un millar». El total de facultativos en formación en alguno de los cinco cursos a los que se extiende el MIR se aproxima a los 4.000.