Las 29 fallas de Torrent protegen los datos de sus miembros para cumplir la legislación

Las comisiones deberán custodiar la información personal de sus falleros o se expondrán a sanciones de entre 900 y 40.000 euros

D. GUINDOVALENCIA.

La próxima bomba que puede hacer tambalearse a las Fallas se llama Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), norma cuyo incumplimiento puede acarrear a las comisiones falleras sanciones económicas de entre 900 y 40.000 euros. El Ayuntamiento de Torrent, conocedor del asunto, ya se ha puesto manos a la obra para promover que las 29 comisiones de la localidad cumplan la normativa a rajatabla y ahuyenten la posibilidad de recibir una multa.

Concretamente, la Junta Local Fallera ha celebrado en el salón de actos del consistorio una charla con los representantes de todas las fallas del municipio, encuentro en el que les han advertido de la necesidad de cumplir una serie de requisitos que la citada LOPD exige desde 2007 a cualquier asociación, entidad o empresa.

Las fallas, por tanto, deberán poseer un único archivo o fichero encriptado que aglutinará todos los datos de los miembros de la comisión, un archivo al que únicamente podrán acceder los responsables de la falla a través de una clave. Previamente, cada integrante de la comisión habrá cumplimentado y firmado una ficha con todos sus datos, en la que autoriza a la falla a hacer uso de los mismos cumpliendo la citada ley.

Información a la agencia

Después de tener a punto todas estas gestiones, la falla tendrá que remitir a la Agencia Española de Protección de Datos información acerca del tipo de actividad que ejerce como asociación cultural, advirtiendo de que gestiona datos de sus integrantes y confirmando que se sigue el protocolo que marca la ley.

La reunión mantenida en el Ayuntamiento ha servido para que el sector fallero de Torrent se haya concienciado de la necesidad de cumplir con esta ley para evitar sanciones. Algunas comisiones, incluso, ya han comenzado a contactar con empresas especializadas para llevar a cabo estas gestiones, según confirmaron fuentes municipales.

Desde la Junta Local Fallera recordaron los últimos problemas que han sufrido las fallas, como la nueva normativa en relación al uso de pirotecnia, o las visitas de los inspectores de Hacienda a dos fallas de Especial en plena semana de la fiesta grande valenciana. Por ello, quieren evitar que esta situación pueda suponer un nuevo daño al sector y, de forma pionera en la Comunitat, han decidido apostar por la información y por poner a disposición de las comisiones falleras las herramientas necesarias para que puedan cumplir la normativa.