Rus visualiza sus diferencias con el PP y abandona el pleno para no votar recortes sociales

El presidente de la Diputación, como ya hizo en Xàtiva, rechaza que los discapacitados tengan que pagar los medicamentos

HÉCTOR ESTEBANVALENCIA.

El presidente de la Diputación de Valencia y líder del PP en la provincia, Alfonso Rus, se siente mejor en el chau chau de los pasillos de Les Corts que en la piel de su confortable escaño. A Rus, al que ya se le conoce como el verso suelto del PP y al que incluso la oposición loa, es muy complicado pillarle en fuera de juego.

El PSPV llevó a la Cámara regional el debate para que se volviera a dar gratis los medicamentos y los artículos ortoprotésicos a las personas con discapacidad. El socialista Subías esperó su oportunidad para hacerle ver al PP que Rus, presente en ese momento en el hemiciclo, votó a favor de la iniciativa en el Ayuntamiento de Xàtiva, donde fue aprobada por la unanimidad de todos los grupos.

El líder del PP en la provincia de Valencia se adelantó a los acontecimientos y anunció con un tono de voz audible para casi toda la Cámara que tenía que ir al cuarto de baño de manera urgente. Salió segundos antes de que se produjera la votación. De esta manera no rompió la disciplina de grupo por un lado y, por el otro, su posición no fue en contra a la que votó en su Consistorio.

El gesto de Rus tuvo una doble lectura. Por un lado, la interpretación de aquellos que apuntan a que el dirigente provincial se ha convertido en un miembro independiente de la bancada del PP. No esconde su sintonía con postulados como los que apuestan por rescatar antes a las personas que a los bancos, un mensaje propio de Compromís; discrepa con María Dolores de Cospedal y asegura que los que claman contra los desahucios en la puerta de las casas de los políticos es porque están angustiados; le pide a Rajoy que cumpla con lo prometido y ahora no sigue la partitura de su grupo a la hora de votar en contra del medicamentazo.

En el PSPV, donde en privado catalogan a Rus como el más astuto de toda la bancada popular, intentaron cargar contra el dirigente popular por no votar lo mismo que en el Ayuntamiento de Xàtiva. Las críticas vinieron sobre todo desde flancos municipales porque a nivel autonómico, la oposición aplaude la estrategia del setabense. La diputada María José Masip, concejal de Xàtiva y que también votó en su municipio en contra de que los discapacitados pagaran los medicamentos, no asistió ayer al pleno. La versión oficial fue que no estuvo por motivos familiares.

El pleno rechazó, con los votos en contra del PP, derogar el segundo párrafo de la ley autonómica que garantizaba la financiación gratuita de productos farmacéuticos y ortoprotésicos a discapacitados menores de 18 años con un grado igual o superior al 33 %, y a mayores de 18 con una minusvalía igual o superior al 65 %. El PP defendió que se aplicaba la norma del Gobierno mientras la oposición calificó la medida de «inhumana».

Retraso de los pagos

Los populares rechazaron también una moción de EU que pedía acabar con el retraso en los pagos a las entidades sin ánimo de lucro que se ocupan de las personas dependientes. La diputada de EU Esther López defendió su propuesta como «de mínimos» para evitar que se cierren este tipo de centros. López apuntó que más de 10.000 dependientes no han recibido la ayuda. La diputada del PP Carmen Amorós señaló que la política del Consell es «realista» y basada en la atención «integrada y transversal». PSPV y Compromís criticaron la gestión del PP.