Les Corts acoge una exposición catalanista pagada por el Consell

Gobernación pide la retirada de la muestra, plagada de cuatribarradas y referencias a los Països Catalans, a pesar de que la conselleria la financió y Fabra prologó el catálogo

M. HORTELANOVALENCIA.
País Valencià. La exposición que ayer escandalizó a buena parte de los diputados del PP en Les Corts. ::                             JESÚS SIGNES/
País Valencià. La exposición que ayer escandalizó a buena parte de los diputados del PP en Les Corts. :: JESÚS SIGNES

El acto menor que Les Corts tenía preparado ayer para su día festivo acabó por acaparar todo el protagonismo de la jornada y, probablemente, de todo el período de sesiones. La exposición «Nosaltres. 30 anys de l'Estatut d'Autonomia» , un repaso por el período preautonómico y sus símbolos acabó por costarle un sofoco a más de un diputado del PP. Cuatribarradas, constantes referencias a los 'països catalans', proclamas en favor de la «oficialidad del catalán» o manifiestos en favor de la «autodeterminación», convirtieron lo que iba a ser una inocente muestra del aniversario de la institución en un verdadero quebradero de cabeza para Les Corts, para el Consell y para el grupo popular.

La historia comenzó al término de la sesión de control, cuando sus señorías abandonaron en hemiciclo. A la salida, todos se toparon de bruces con los carteles, trípticos y fotografías «pancatalanistas» que abarrotaban las paredes y vitrinas del vestíbulo de la primera planta. Los aspavientos de algunos diputados populares se veían a la legua. Hasta el conseller de Gobernación, encargado de velar por los símbolos de la Comunitat se hacía cruces con la muestra. Una exposición que fue financiada por su conselleria, el año pasado, dentro del programa de subveciones con la Universidad de Alicante (UA), y que se organizó junto al museo de la citada institución académica. A esa inauguración acudió por aquel entonces la secretaria autonómica de Gobernación, Asunción Quinzá, que ya consideró inapropiada la selección. Pero ahí quedó la historia para el departamento de Castellano.

Meses después, la UA ofreció a Les Corts el préstamo de la exposición con motivo de la festividad del 25 d'Abril. La Cámara, tras estudiar la propuesta, cuyo catálogo tenía el distintivo de la Generalitat y cuyo prólogo había sido incluso redactado por el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, («representa paginas brillantes de nuestra historia», escribió) no se lo pensó dos veces. La Mesa de Les Corts adoptó un acuerdo unánime y decidió acoger la muestra, que ayer fue inaugurada por el presidente de la Cámara, Juan Cotino, y por la consellera de Cultura, María José Catalá. Pero hasta el momento del 'corte de cinta' hubo diputados que levantaron su voz contra los cuadros, fotos y carteles. Entre ellos, el viceportavoz Rafael Maluenda o la viceportavoz Marisol Linares, que acorralaron a Cotino en los pasillos del Parlamento en busca de una explicación que justificara la falta de barra azul en las banderas o la plaga de país valencià por las paredes. Maluenda reconoció que incluso echó mano de la farmacología para calmarse el sofoco que le produjo la visión rojigualda. «Ya está hecho y me lo tragaré. Decid que el catalanista soy yo», se llegó a escuchar a Cotino en los pasillos de Les Corts para apaciguar a sus compañeros de filas, que no dudaron en calificar la muestra de «pancatalanista». Mientras, los diputados de Compromís y EU sonreían por el «gol que ayer le colaron a Les Corts» (así calificaron varios de ellos la exposición) y los del PSPV se hacían fotos con los trofeos en forma de mapas de las comarcas de los 'països catalans', cual turistas con los souvenirs.

El conseller de Gobernación, también indignado con la muestra, se unió al diputado Maluenda y pidió a la Cámara que retirara la exposición, al considerar que sólo representa una parte de lo sucedido en la época. Pero los cuadros ya estaban colgados y los flashes ya habían hecho su trabajo.

Así, con un cuarto de hora de retraso y serio rictus, Cotino inauguró la muestra. Su cara era un poema. Sobre todo al observar que más de una decena de compañeros de partido había decidido sabotear el acto y vivir la exposición desde la trinchera enemiga. Insistieron en que se retirara, pero ayer por la tarde, desde Presidencia de Les Corts apostaban por la prudencia de mantenerla los días que se había acordado (hasta terminar abril). Al final de la mañana, unos y otros se esmeraban en buscar culpable a semejante «despropósito», como la tildaron diputados populares. «El tripartito no gobierna, pero si alguien entra aquí parece lo contrario», señaló un parlamentario.

Distinciones festivas

Con todo, la polémica ensombreció ayer la celebración del Día de Les Corts, donde la institución distinguió ayer a los diputados y senadores valencianos que votaron la Constitución y a los primeros parlamentarios autonómicos. En su nombre, el primer presidente de la Cámara, Antonio García Miralles, reivindicó el papel de la política frente a la economía y puso en valor la utilidad del Parlamento como «única institución indispensable». Abogó por «reformar el sistema electoral y, si es necesario, que se reorganicen los partidos» para que «los ciudadanos se sienta cerca de sus representantes».

Por su parte, el presidente de Les Corts, Juan Cotino, instó a los diputados a «avanzar juntos por el mismo camino, en una única dirección: la de resolver la grave realidad social que tantas personas viven en nuestros pueblos». Asimismo, animó a trabajar para defender «lo que es justo y nos corresponde», porque la Comunitat «no quiere ser más que nadie, pero tampoco menos».

Fotos

Vídeos