«Detesto fregar»

Eva González se acerca a los fogones en busca del mejor cocinero amateur de España. TVE estrena hoy 'MasterChef'

ALBA CASTILLA
Los concursantes de Masterchef. / 
RTVE/
Los concursantes de Masterchef. / RTVE

TVE cocina a fuego lento el menú de primavera. Y como aperitivo servirá el miércoles (22.30 horas, en La 1) 'MasterChef', un 'Operación Triunfo' para cocinillas. La modelo Eva González (Mairena del Alcor, Sevilla, 1980) se arrimará a los fogones para descubrir al mejor cocinero amateur de nuestro país. Entre los 9.000 aspirantes que se han presentado al casting de TVE, solo 15 tendrán la oportunidad de luchar para conquistar el estómago de este jurado implacable formado por los chefs Pepe Rodríguez, Jordi Cruz y Samantha Vallejo-Nágera.

- Están de moda los programas de cocina.

- ¡Ya era hora! Si de algo podemos estar orgullosos los españoles es de nuestro deporte y de nuestra gastronomía. ¡Se tienen que dar a conocer mucho más nuestros platos!

- ¿Se pondrá el mandil?

- ¡No! Eso lo dejo para los profesionales. Yo cocino poco. Mi papel es guiar al espectador en el programa, pero no entro en la cocina. Además, si antes de estar en este concurso ya le tenía respeto, ahora ya paso miedo.

- O sea, que no ha conquistado a su novio precisamente por el estómago.

- ¡No! (risas). Estoy aprendiendo mucha teoría, pero tengo poco tiempo para ponerla en práctica en la cocina. Yo creía que me defendía con algunos platos, pero visto lo visto ya me da miedo hasta hacer un huevo frito.

- ¿Cuál será el menú?

- Nosotros propondremos retos a los participantes, por ejemplo les daremos un ingrediente principal para cocinar. Y ellos tendrán que buscar la forma de guisarlo o el acompañamiento.

Lo que sobra, a Cáritas

- ¿Han sufrido algún percance en la cocina?

- Partiendo de la base de que están tan nerviosos y que los cuchillos a veces cortan más dedos que carne... No ha pasado nada más. Los concursantes están muy inquietos y, en ocasiones, no les salen los platos como en casa. Además, hay un supermercado donde solo pueden entrar una vez a coger ingredientes. ¡Pero con los nervios se olvidan de lo que necesitan!

- ¿Se han notado los recortes a la hora de diseñar un programa tan ambicioso como este?

- Bueno... No sé los números del programa pero somos conscientes de la situación que hay y toda la comida que sobra la donamos a Cáritas.

- ¿Ha visto alguna de las adaptaciones de este formato?

- Sí, he echado un ojillo al programa americano, al de Australia, al de Perú... El formato es el mismo, pero cada país lo adapta a su público y a su gastronomía. Nosotros viajaremos por toda España y tenemos la gran suerte de contar con materias primas espectaculares que nadie más tiene.

- Rodeada de reputados chefs como está, le habrán invitado a comer, ¿no?

- ¡Poco, eh! (Risas) Pepe y Jordi me han invitado a su casa y a comer en sus restaurantes, pero no he podido ir todavía. ¡Si estamos todo el día aquí metidos!

- ¿Qué detesta de la cocina?

- ¡Fregar! (risas).

- ¿Prefiere dulce o salado?

- Según el momento, soy una buena comilona, me gusta mucho comer. El chocolate me pirra, y lo salado también.