Fabra preside un comité del PP que trata de limpiar la imagen del partido

Fabra preside un comité del PP que trata de limpiar la imagen del partido

Los populares cambian su modelo de contratación y crean un comité de ética que vigile el comportamiento de los cargos públicos

P. P.ALICANTE.

El presidente de la Generalitat Valenciana, y del PP-CV, Alberto Fabra, presidió ayer su primer comité ejecutivo del partido en la provincia de Alicante, en el que los populares aprobaron un cambio en el modelo de contratación y la creación de un comité ético que «informe sobre la idoneidad de los comportamientos» de los cargos electorales, expresó el secretario general de la formación, Juan José Zaplana. Estos nuevos procedimientos, defendió el número dos provincial, se realizan en aras de «una mayor transparencia» en la gestión del partido, tanto de puertas adentro como para «recoger el mensaje que los ciudadanos nos están transmitiendo».

Respecto al comité de ética, que todavía tiene que constituirse formalmente, no sustituye al actual comité de derechos y garantías de la formación, sino que lo complementa. «No entra en situaciones judiciales, sino que trata de anticiparse», resumió el secretario general de los populares alicantinos, «para informar sobre la ejemplaridad en los comportamientos».

Con varios casos de corrupción que afectan a importantes figuras del partido en la provincia, Zaplana manifestó que «cuando haya una decisión judicial, tendrán que asumir sus consecuencias», sin llegar a definir a qué tipo de situaciones se refería, desde la simple imputación a la apertura de juicio oral, no ya de una sentencia firma. Este código ético, además, será de obligado cumplimiento para cargos públicos y responsables orgánicos.

El secretario general del PP quiso «defender el honor de todos los cargos del partido», en un momento especialmente sensible para la formación, «que trabajan y dedican su tiempo. No es justo que estemos todos en el mismo saco».

Sobre el modelo de contratación aprobado ayer por los populares, se asemeja al que tienen las administraciones públicas. Para contratos superiores a los dos mil euros, «no será una decisión unipersonal», sino que varios miembros del partido tomarán la decisión, un movimiento para evitar posibles tentaciones. Los contratos tendrán carácter público, aunque en algunos se invitarán a empresas, y vendrán avalados por informes técnicos.

Además, por vez primera, han aprobado un presupuesto cerrado para el año 2013, unas cuentas austeras un 30% menores a las del ejercicio anterior, con un montante aproximado a los 80.000 euros.

Estas medidas impulsadas por la dirección de los populares alicantinos, presidida por José Císcar, se trasladarán a todas las agrupaciones locales para que las hagan suyas.