Las obras del nuevo colegio de Ruzafa arrancan este mes tras 11 años de espera

Educación, que ya ha adjudicado los trabajos, destina 4,4 millones a su construcción y confirma que la titularidad y la gestión serán públicas

I. D.VALENCIA.
Solar en el que se ubicará el nuevo colegio de Ruzafa. / L. P./
Solar en el que se ubicará el nuevo colegio de Ruzafa. / L. P.

Once años de reivindicaciones vecinales han dado sus frutos. El esperado colegio público Puerto Rico del barrio de Ruzafa será una realidad para el curso 2014-2015 tras confirmarse ayer que la firma del acto de replanteo (un documento contractual que marca el inicio de los trabajos) se realizará la próxima semana.

Así lo anunció la Conselleria de Educación, quien también confirmó que el nuevo centro será de titularidad y gestión públicas, un aspecto que se había reclamado en varias ocasiones desde la plataforma cívica Per Russafa, que lleva 11 años reivindicando la necesidad de este colegio para el barrio pues son muchas las familias que se ven obligadas a escolarizar a sus hijos en otros barrios.

Está previsto que esta misma semana comiencen las obras, según informó la conselleria. Contarán con un presupuesto de 4,4 millones y se prevé un plazo de ejecución de 18 meses, por lo que estará finalizada en agosto de 2014.

El colegio, para el que se aprovechará el patio interior de una manzana, contará con seis unidades de Educación Infantil (todas con zona de recreo exterior) y 12 unidades de Primaria. Asimismo, el centro dispondrá de comedor y cocina propia, vivienda, gimnasio, frontón, vestuarios y dos canchas polideportivas, además de las aulas polivalentes. En total, 540 plazas escolares.

Medio centenar de ofertas

Para el concejal de Educación, Emilio del Toro, el inicio de las obras es una «excelente noticia». Además, destacó que las dos administraciones, Generalitat y Ayuntamiento, «han trabajado de manera coordinada y con la máxima diligencia posible para convertir en realidad la construcción de este nuevo centro público de enseñanza».

Por su parte, desde conselleria se remarcó que fueron más de medio centenar de empresas de toda España las que presentaron sus ofertas para optar a la construcción del colegio Puerto Rico, que finalmente recayó en la empresa APUC.

Fue en el año 2003 cuando el Ayuntamiento de Valencia aprobó la expropiación del suelo para la construcción del centro escolar con un coste de cuatro millones. Sin embargo, pasaron seis años hasta que en 2009 la comisión de Urbanismo concedió la licencia de obras.

Adjudicadas en un primer momento a la empresa Ciegsa, nunca se llegaron a ejecutar. A mediados de 2011, la entonces edil de Educación Ana Albert anunció que el colegio sería una realidad en 2012, previsión que tampoco se cumplió.