Campus Party justificó su subvención con nóminas de hasta 10.000 euros

La empresa presentó recibos de sueldos de trabajadores para certificar la ayuda de un millón de euros de la Generalitat

HÉCTOR ESTEBANVALENCIA.
Varios campuseros descansan en una edición de la Campus Party. ::
                             JUANJO MONZÓ/
Varios campuseros descansan en una edición de la Campus Party. :: JUANJO MONZÓ

La empresa que organizaba Campus Party, el evento que cada verano reunía a miles de apasionados de la informática en Valencia, justificaba la subvención de un millón de euros que le otorgaba la Generalitat con justificantes de nómina de hasta 10.000 euros brutos. El último informe de la Sindicatura de Comptes pone en cuestión el contrato y la forma en la que la empresa justificó la aportación recibida por la Generalitat. El órgano fiscalizador apunta que en la mayoría de los casos se aportaron las facturas originales que respaldaran el gasto realizado.

La empresa Campus Party presentó en algunas ediciones recibos de nómina o un simple listado de sueldos para justificar la subvención de dinero público recibida. Según consta en documentación a la que ha tenido acceso este periódico aparece sellada con el cuño de Presidencia de la Generalitat la nómina de Pablo Javier Antón Ortiz, director de la Asociación E3 Futura, encargada de organizar el evento.

En el mes de julio de 2008, Pablo Antón cobró un bruto de 9.814 euros, que se quedaron en 6.135,75 euros después de impuestos. Un sueldo que está en la documentación que aportó la empresa que organizó la Campus Party a la Generalitat. De hecho está sellada la copia de la nómina con un cuño de Presidencia.

También figura un listado correspondientes a nóminas de abril de 2009. Una lista que no va acompañada de ningún recibo. Simplemente aparece un listado de nombres y una cantidad anotado al lado. Vuelve a aparecer Pablo Antón con un sueldo de 5.000 euros. El resto se reparten entre los 678 del que menos cobra hasta los 3.257 euros del que más percibe, al margen del director. El total de la suma en nóminas es de 46.482 euros.

Una documentación a la que tuvo acceso el diputado de Compromís Fran Ferri, que accedió a los expedientes de contratación (un proceso negociado y sin publicidad) entre la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

El 24 de septiembre de 2012, el exconseller de Hacienda José Manuel Vela informa a los diputados Fran Ferri y Enric Morera que tienen a su disposición toda la documentación referida a la organización de la Campus Party en Valencia.

Ferri aseguró ayer a este periódico que revisó todos los contratos y apuntó que no entendía cómo se justificaba parte de la subvención con la nómina de las personas que trabajaban en la asociación que convenió con la Generalitat: «Me llamó poderosamente la atención el hecho de que había sueldos de más de 6.000 euros netos al mes».

El diputado se refiere al del director de la Campus, que aparece como uno de los responsables de la empresa adjudicataria. «Es como si la Generalitat tuviera que pagar la nómina de un señor que trabaja para una empresa privada. Y encima presentan como justificante el recibo de la nómina de la empresa. El resto de trabajadores, según pude ver, estabab contratados durante ocho meses».

Ferri aseguró que durante revisión de toda la documentación también se encontró «con facturas del mueble bar del hotel donde se hospedaban los organizadores de la Campus Party».

El Síndic de Comptes, en su último informe, recomienda a la dirección de la Ciudad de las Artes y las Ciencias que exija a la contratista que justifique los gastos de la subvención de un millón de euros con las facturas originales de las empresas que se subcontrataron para realizar varios de los servicios del evento informático.