«Amenazó con quemarnos la tienda si no le dábamos dinero para droga»

MANUEL GARCÍAALGEMESÍ.
Estado en que quedó el establecimiento. / Juan Penadés/
Estado en que quedó el establecimiento. / Juan Penadés

Santiago Bellido, propietario del establecimiento de compraventa de oro de Algemesí que se vio afectado por un incendio en el transcurso de un atraco, aún sigue recuperándose del sobresalto y alabando el valor de su empleado para tratar de evitar este robo.

El modo de actuar del atracador les dejó bien claro «que no se trataba de un profesional. Era una persona que quería dinero para droga y nos amenazó con quemarnos el establecimiento si no se lo dábamos». Así, metió la manguera por la ranura de la ventanilla e hizo que se produjera una explosión en la que él se llevó la peor parte, ya que ayer aún seguía ingresado con heridas graves en el Hospital La Fe de Valencia.

Bellido también tuvo palabras de alabanza para su empleado, «quien, sin preocuparse de si estaba quemado, no dudó en salir a por el ladrón». El trabajador también se recuperaba en La Fe, donde se encontraba en la unidad de cuidados intensivos siguiendo el protocolo habitual «porque había inhalado humo, pero no porque las quemaduras fuesen graves. Afortunadamente, sus pulmones no se han visto afectados».

El propietario de este negocio no se mostró optimista sobre la posibilidad de restaurar el inmueble: «Está quemado un 95% del total. La electricidad, las paredes, los ordenadores, todo se echó a perder», señaló, a la vez que vaticinó que tendrá que tenerlo cerrado al menos 20 días.