Los investigadores plantan cara a la dirección del IVIA

El centro presenta nuevas variedades con problemas

V. LLADRÓVALENCIA.

Cuarenta y dos investigadores del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), que integran el colectivo 'InVestIgA', han denunciado ante la dirección del centro el reiterado incumplimiento de no constituir el Consejo Científico, reclamando que se forme enseguida.

Del escrito dirigido al director del IVIA, Florentino Juste, el colectivo 'InVestIgA' ha enviado copias al conseller de Agricultura y vicepresidente del Consell, José Císcar; al secretario autonómico Joaquín Añó, así como a los miembros del Consejo Rector por los sindicatos y organizaciones agrarias, que son José María Planells (cooperativas) Juan Salvador Torres (AVA-Asaja) Vicente Oltra (Unió de Llauradors), Javier Redomero (UGT) y Vicente Soler (CC OO).

El escrito de protesta dice lo siguiente: «El Colectivo InVestIgA solicita de nuevo al Consejo Rector (CR) la constitución inmediata del Consejo Científico del IVIA de acuerdo a la normativa vigente, ya que se ha incumplido con reincidencia la obligación de su constitución y, por tanto, de mantener al menos una reunión anual.

Queremos recordar que los tres investigadores del IVIA miembros del Consejo fueron elegidos democráticamente en junio de 2009. Sin embargo, hasta la fecha no se ha producido su nombramiento por la conselleria. Por tanto, urgimos a que se nombre al resto de los miembros del Consejo Científico y se nombre el representante legal del Consejo Científico en el CR

Es por ello necesario informar al Presidente del CR, Hble .Sr.D. José Císcar, antes de la próxima convocatoria del CR para poder realizar los nombramientos en tiempo y en forma.

Asimismo expresamos nuestro interés en celebrar una entrevista con el nuevo presidente del CR para continuar con las conversaciones mantenidas con la anterior presidenta al respecto de la situación de la investigación y los investigadores del IVIA.»

Crece el descontento

Esta reclamación de los investigadores refleja una vez más el alto grado de descontento que hay por la marcha del IVIA entre gran parte del colectivo científico. Un descontento que crece igualmente entre los agricultores, destinatarios de los supuestos avances que consigan los investigadores.

Uno de los últimos episodios de desencuentro entre el IVIA y los agricultores ha surgido a raíz de montar la dirección del centro la presentación de una serie de variedades supuestamente nuevas. Como suele suceder, tal presentación se ha realizado con la pompa añadida de anunciar que se trata de variedades muy convenientes para resolver el problema de diversificación y alargamiento de nuestra oferta citrícola, y tales argumentos han sido asumidos y respaldados por la Generalitad, de la que depende el IVIA.

Las cinco 'nuevas' variedades son: las clementinas Nero, Clemenverd y Neufina y los híbridos Murta y Moncalina.

Viejas conocidas

En realidad se trata de cinco 'viejas' conocidas de los citricultores valencianos, porque lo cierto es que hace tiempo que se vienen anunciando y presentando en múltiples foros. Incluso se han divulgado sus características en notas oficiales de la Generalitat y en diversas publicaciones técnicas.

De todas ellas, parece que las que centran algo de interés por parte de los productores son la Nero y la Neufina, y de hecho ya habrá injertos y plantones de los viveros este mismo año. Luego no son tan nuevas. La Clemenverd está técnicamente descartada por los expertos, así como la Murta, que produce poquísimo y encima sufre la enfermedad de la Alternaria. Algunos científicos del IVIA, incluso sus obtentores, desaconsejaron su reproducción al ver los primeros resultados en campo. Y por lo que respecta a la Moncalina, es el resultado de irradiar la Moncada, variedad que se obtuvo hace más de 30 años en el centro, tardaron más de 20 en sacarla y nunca consiguió tener éxito comercial.