La Llotgeta reabre tras casi dos años cerrada como sala de exposiciones

La Obra Social CAM se transforma en una fundación que gestiona más de 200 piezas de artistas contemporáneos españoles

CARMEN VELASCOVALENCIA.
Imagen de una muestra anterior de La Llotgeta. ::
                             PAU BELLIDO/
Imagen de una muestra anterior de La Llotgeta. :: PAU BELLIDO

Cerró en febrero de 2010. Fue provisional. La Obra Social CAM, propietaria del edificio, bajó la persiana para realizar una ambiciosa reforma del local. Quería convertir la sala de exposiciones de La Llotgeta en un espacio multidisciplinar en el que convivieran las nuevas tecnologías, la creación jóvenes creadores y todo tipo de disciplinas artísticas. Este proyecto se bautizó con el nombre de CAMON.

Mientras se gestionaban las licencias y los permisos municipales para acometer los trabajos, se programaron un par de conferencias, unos talleres y una exposición ('Patch i Work. 25 propostes d'instal.lació', en enero de 2011). Y La Llotgeta volvió a cerrar.

El proyecto CAMON pasó al limbo cuando el Banco de España intervino la entidad financiera valenciana. Adiós a las exposiciones y adiós a la nueva fábrica del arte. Adiós a cualquier proyecto cultural. Al margen de los movimientos en las cajas de ahorros y las fusiones bancarias, la Llotgeta, en un enclave privilegiado (anexo al Mercado Central y a pocos metros de la Lonja), continuaba prácticamente tapiada.

El Sabadell se desentiende

El Banco Sabadell cerró la compra de la CAM por un euro el pasado año. En esta operación la firma catalana no absorbió la Obra Social de la entidad alicantina, sino la cartera de clientes y el negocio financiero.

En cumplimiento de la Ley 9/2012 de 14 de noviembre, de reestructuración y resolución de entidades de crédito, que entró en vigor en esa misma fecha, la Caja del Mediterráneo queda transformada automáticamente en fundación de carácter especial. A partir de ese momento, se ha de nombrar una comisión gestora a efectos de aprobar los estatutos, nombrar el patronato (en el que estará representada la Generalitat) y adoptar decisiones. Esta fundación gestionará el fondo artístico de la caja que asciende a más de 200 obras de los mejores artistas contemporáneos españoles.

Entre ellos se encuentran Eusebio Sempere, Antoni Tàpies, Miquel Barceló, Jaume Plensa, Cristina Iglesias, Daniel Canogar o Luis Gordillo. Mientras el mandato legal, impuesto por la intervención del Estado, se cumple y se nombra a los responsables de la fundación, La Llotgeta comienza a respirar.

Los hombres de negro, mejor dicho, los administradores de CAM impusieron la apertura de la sala en Valencia. La Llotgeta ha reabierto sus puertas con 'Poemas y estrellas. Imagen y palabra' de Joan Miró. Son piezas del fondo artístico de la CAM y se expondrán hasta el 15 marzo de 2013. Dos personas trabajan en este espacio: el gestor cultural y una recepcionista.

La obra gráfica de Miró ocupa un lugar significativo en la trayectoria del artista. El grabado implica, según el creador, una actividad que se debía realizar en sociedad y para la sociedad. Pensaba que era una manera de llegar a un público cuanto más amplio mejor. Con esta muestra se reabre una sala que, después de 17 años ofreciendo arte contemporáneo en el centro de Valencia, resiste al envite bancario y a la crisis.

La Llotgeta mantendrá actividad durante todo el año, según ha podido saber LAS PROVINCIAS. El edificio dispone de dos salas de exposiciones (una de ellas se destinará a artistas noveles y la otra a las vanguardias) y un salón de actos. A falta de cerrar algunos flecos, después de Joan Miró se programará una exposición fotográfica a cargo de alumnos de la Facultad de Bellas Artes de la Politécnica de Valencia. Son instantáneas con el hilo argumental de la ciudad invadida.

El 8 de marzo, día internacional de la mujer trabajadora, está prevista una serie de conferencias de mujeres emprendedoras de la Comunitat Valenciana. En breve, además, se publicará la convocatoria de 'Cortometrajes por la Igualdad', que se proyectarán en la Filmoteca de Valencia.

200 millones de euros

Los fondos propios de CAM, que algunos estudios tasan en más de 200 millones de euros, son más que suficientes para organizar numerosas exposiciones. A escasos días de que la entidad financiera saliera a subasta, se salvaguardó el legado artístico a través de una cesión temporal al Ayuntamiento de Alicante. Fruto de ese acuerdo se inauguró la muestra 'Genealogías silenciosas' en el Museo de Arte Contemporáneo de Alicante (MACA). El patrimonio histórico-artístico de CAM se completa con la casa Museo Azorín de Monòver, la Modernista de Novelda y las tres aulas de cultura.

Hasta que la fundación se formalice, el Instituto Valenciano de Finanzas fiscaliza las cuentas y el presupuesto de La Llotgeta. Durante meses se rumoreó la venta del edificio diseñado por Alexandre Soler i March y Francesc Guardia i Vial a principios del siglo pasado. Ninguna fuente oficial avala esta operación aunque, quizá, a largo plazo y cuando el mercado inmobiliario recupere cierto vigor sea el momento idóneo para desprenderse del edificio de La Llotgeta.

El pasado septiembre el Consell Valencià de Cultura (CVC) mostró su preocupación por el futuro de las obras culturales de las antiguas cajas de ahorro.

La comisión de Promoción Cultural del organismo que preside Santiago Grisolía acordó realizar un estudio profundo para aclarar qué pasa con el patrimonio artístico y arquitectónico de las entidades financieras.