Un milagro en Valencia

Estudian la curación inexplicable de una niña desahuciada por la medicina

LAURA GARCÉS| VALENCIA
La niña presuntamente curada por un milagro junto a Osoro. / Avan / A. Sáiz/
La niña presuntamente curada por un milagro junto a Osoro. / Avan / A. Sáiz

El matrimonio francés formado por Louis Martin y Zélie Guerin, padres de Santa Teresa del Niño Jesús, han dado un paso más en su camino hacia los altares. Y ha sido gracias al 'presunto' milagro obrado en una niña valenciana. El Arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, inició ayer el proceso para estudiar el milagro del matrimonio francés beatificado en 2008 en Lisieux.

El acto, al que asistieron la pequeña, sus padres y también los abuelos, resultó muy emotivo. Desde el arzobispado explicaron que el padre leyó una bonita biografía del matrimonio beatificado al que se le atribuye el milagro.

La niña en quien presuntamente se obró la curación extraordinaria nació hace cuatro años de forma prematura, con un grave problema de salud. Su vida pendía de un hilo. La pequeña se enfrentaba a «gravísimas complicaciones». Entre todos los problemas que sufría el más grave era una hemorragia ventricular -cerebral- de grado 4, tal como explican desde el Arzobispado.

Los médicos poco podían hacer para salvar el futuro de la pequeña. La noticia cayó sobre los padres como un jarro de agua fría. Las circunstancias les llevaron a agarrarse a todas las alternativas que llegaban a sus manos. La oración fue una de ellas. «Ante la imposibilidad médica de sanarla», los progenitores de la pequeña se encomendaron a los padres de Santa Teresa del Niño Jesús.

Elevaron su plegaria a los hoy beatos Louis Martin y Zélie Guerin siguiendo la recomendación de una comunidad de Carmelitas Descalzas. Las fuentes consultadas relataron que los padres de la pequeña se dirigieron a las religiosas carmelitas, «en un convento de la Diócesis de Valencia», a través de internet.

«La familia buscaba encomendarse a Santa Teresa del Niño Jesús porque su hija había nacido el 15 de octubre», pero las religiosas les recomendaron que era mejor que se encomendaran a los padres de la santa, que acababan de ser beatificados».

Restablecimiento

Así lo hicieron. Y a partir de ese momento la niña experimentó un «restablecimiento asombroso y sin explicación médica alguna y hoy se encuentra perfectamente y sin la más mínima secuela».

Durante la apertura del proceso canónico, se constituyó un tribunal formado por sacerdotes, médicos y peritos que se encargarán de recoger la documentación, pruebas médicas y testificales para examinar y probar la existencia del milagro.

Confirmar que la curación de la pequeña valenciana se produjo de manera extraordinaria por la intercesión del matrimonio francés supondría que ya se ha producido un segundo milagro que podría dar paso a la canonización de los padres de Santa Teresa del Niño Jesús. Sería pues la curación extraordinaria de una niña valenciana la que elevaría a los altares al matrimonio francés que fue beatificado en el año 2008.

Cuando haya finalizado el periodo de estudio en la fase diocesana, el tribunal constituido al efecto remitirá toda la documentación a la Santa Sede para que allí siga adelante el proceso. Si ello llega a producirse, el caso sería valorado por el congreso de médicos de la congregación vaticana para las Causas de los Santos.