El Ayuntamiento descubrirá una lápida en honor al pediatra Ramón Gómez-Ferrer

F. M.VALENCIA.

Ya han pasado 150 años desde que nació Ramón Gómez-Ferrer (1862-1924), el padre de la pediatría en Valencia. El 21 de diciembre, el próximo viernes, es la fecha de su nacimiento y por este motivo, dentro de los actos conmemorativos del 150 aniversario, el Ayuntamiento de Valencia descubrirá una lápida en honor al célebre medico valenciano.

El recuerdo quedará para siempre en el número 33 de Conde Salvatierra, el domicilio del pediatra durante sus últimos años de vida. Al acto, que posiblemente presidirá la concejala Mayrén Beneyto, acudirá la numerosa familia descendiente de este hombre que llegó a la ciudad procedente de Mora de Rubielos.

Antes del viernes habrá otro recuerdo para Gómez-Ferrer. Mañana, el Instituto de Historia de la Medicina y de la Ciencia 'López Piñero' acogerá un seminario bajo el título 'El Dr. Ramón Gómez Ferrer (1862-1924) y el nacimiento de la pediatría en Valencia', en el que Elvira Ramos, de la Universidad de Murcia, hablará de la importancia del primer catedrático en Pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valencia.

Ramón Gómez-Ferrer fue un hombre adorado por los valencianos. No sólo por su sabiduría, sino también porque nunca miró la condición social de sus pacientes y a todos cuidaba.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos