Los 'roders' se asentaban en las montañas

Arcos destaca tres factores para explicar el bandolerismo valenciano. En primer lugar, la geografía. Se asienta en zonas rurales con problemas de comunicación. Los bandidos se esconden en las montañas. En segundo término está el factor popular. «Este fenómeno necesita de la ayuda de las clases populares, que son las maltratadas por los gobernantes y las que sufren los abusos». Por último, está la clave política. A partir de la segunda mitad del siglo XIX, determinados políticos muestran su apoyo a algunos bandoleros.