El banco malo necesitará más de 15 años para vender el stock de viviendas de la Comunitat

Bankia aportará 2.034 millones de euros en pisos y suelos de menos de 100.000 euros y el Banco de Valencia, 435 millones

JULIÁN LARRAZ ,VALENCIA
El banco malo necesitará más de 15 años para vender el stock de viviendas de la Comunitat

El plan de negocio del banco malo da por hecho que la Comunitat Valenciana necesitará más de 15 años para vender todo el stock inmobiliario que tienen los bancos nacionalizados (Bankia, Banco de Valencia, CatalunyaCaixa y NovaCaixa Galicia). Mientras considera que regiones como Cantabria o País Vasco habrán absorbido su excedente de viviendas en menos de dos años, el pronóstico para la Comunitat Valenciana es que necesitará ocho veces más de tiempo. El dato es especialmente grave si se tiene en cuenta cómo está diseñado el plan presentado a los inversores al que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS.

El Sareb ( Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria, más conocido como banco malo), «tendrá una vida limitada de 15 años» mientras que la propia estrategia reconoce que la Comunitat necesitará más tiempo para que sus ciudadanos compren los pisos con los que se han tenido que quedar los bancos nacionalizados por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

Además, el cálculo sólo incluye los activos que trasmitirá Bankia, Banco de Valencia, CatalunyaCaixa y NovaCaixa Galicia. Contando sólo con los suelos y viviendas que trasmitirán estas entidades nacionalizadas, el ratio de liquidez (años que necesita una región para que se venda todo el stock de casas) de la Comunitat Valenciana asciende hasta los 15,5 años aunque fuentes financieras añaden: «si a esa situación le sumamos los pisos que van a querer vender los bancos no nacionalizados, el ratio tendrá que ser necesariamente mayor».

El plan de desinversión del Sareb califica como regiones de alta liquidez a Madrid, Cantabria, País Vasco, Navarra y Extremadura. Las autonomías con ratios de liquidez media son Aragón, Baleares y Asturias mientras tienen poca solvencia Cataluña, Andalucía, Galicia, Castilla-La Mancha, Murcia y Castilla y León. La peor calificación, la que considera a las zonas ilíquidas (con la peor capacidad para comprar viviendas), la reciben La Rioja, Islas Canarias y la Comunitat Valenciana. Para el cálculo de este ratio, según figura en el plan de negocio del Sareb, se ha tenido en cuenta factores como la tasa de desempleo, el crecimiento de la población, el porcentaje de población de entre 20 y 50 años, la evolución de los precios y los ratios de deuda e ingresos de la población, entre otros.

Al margen de considerar que en la Comunitat Valenciana es donde menos capacidad de desarrollo puede tener el banco malo, la estrategia de la entidad marca que durante los primeros seis meses no se va a tomar ninguna decisión ni vender ningún activo ya que el plan de definitivo «sólo puede ser completado una vez que se transfieran las carteras de activos (tanto de los bancos nacionalizados como las del resto) y el equipo de gestión de activos del Sareb tenga la oportunidad de revisar y separar las carteras y activos individuales».

Demoliciones en 2016

Desde mayo de 2013 y hasta noviembre de 2014 (18 meses), el objetivo será vender en los pisos terminados en los mercados líquidos (por tanto, no en la Comunitat) y poner en alquiler los inmuebles que puedan generar rentas. Desde el diciembre de 2014 de funcionamiento hasta mayo de 2016, el Sareb empezará con las ventas de pisos terminados en toda España, la gestión de la cartera de dudosos y subestandar y de los suelos que tengan plan urbanístico aprobado.

Estos nuevos desarrollos de viviendas (que buscan la venta de los suelos que tiene el banco malo) irán acompañados durante el cuarto año de vida de la entidad (2016) con demoliciones de los activos inmobiliarios sin terminar.

La gestión de los suelos sin ninguna planificación urbanística y las participaciones proyectos financiados se desarrollarán a partir del quinto año de vida del Sareb.