Las discotecas reclaman mano dura para los pubs que cierran más tarde de lo permitido

Denuncian ante el Ayuntamiento el «intrusismo» de varios locales que incumplen las condiciones de la licencia de actividad que se les ha concedido

E. M. L.ALICANTE.

Por una vez, las discotecas y los vecinos están de acuerdo en una reivindicación. Ambos colectivos están hartos de denunciar a título individual cada uno de los casos de incumplimiento de horarios por parte de locales de ocio. En el caso de las discotecas, como es lógico, centran sus quejas en locales que tienen un horario más restringido que el suyo, como es el caso de bares o pubs.

La Asociación Provincial de Empresarios de Salas de Fiesta, Baile y Discotecas (Asabal), ha presentado al Ayuntamiento de Alicante un listado de aquellos establecimientos de la ciudad que, a su juicio, más incumplen los horarios que tienen permitidos en su licencia de actividad. Y han reclamado a la concejal de Urbanismo, Marta García-Romeu, que incremente el control y las sanciones a estos infractores.

En una reunión mantenida con la edil, el secretario asesor de Asabal, Juan Martínez, planteó que existen varios locales que incumplen la normativa de horarios en la ciudad y que este incumplimiento supone una forma de «intrusismo» para los establecimientos que sí tienen licencia para abrir hasta más tarde.

Martínez explica que no están en contra de que se concedan licencias a nuevas discotecas, «al contrario, es una forma de incentivar a los clientes a que acudan a las zonas de ocio», indica. Sin embargo, añade, «quien quiera abrir con nuestro horario lo que ha de hacer es pedir licencia para ello, lo que no se puede hacer es pedir permiso para una actividad y luego realizar otra distinta», añade.

Por ello consideran que se deberían realizar más controles, dado que sus negocios pierden clientela en el horario en el que se supone que no deberían tener competencia de otro tipo de establecimientos. Es decir, de 3.30 a 7.30 horas.

La asociación de discotecas señala que la situación actual de crisis y la reciente subida de un 13% del IVA para estos establecimientos hace que los márgenes sean más estrechos y que sea aún más importante que «las distintas actividades se ajusten a lo que la normativa establece para cada una de ellas, conforme a las licencias de actividad que cada una de ellas detente», considera Martínez.

En realidad es la Conselleria de Gobernación y no el Ayuntamiento la que establece los horarios de espectáculos públicos, actividades recreativas y establecimientos públicos. La última orden, de 22 de diciembre de 2011, establece que loas cafés-teatro, cafés-concierto, cafés-cantante, pubs y karaokes y salas de exhibiciones especiales deben cerrar a las 3.30 horas, mientras que los bares, restaurantes y cafeterías han de hacerlo a las 1.30 horas.

Solo las discotecas, salas de fiesta y salas de baile pueden abrir sus puertas hasta las 7.30 horas.

No obstante, el encargado de vigilar por el cumplimiento de estos horarios es el Ayuntamiento, más concretamente el departamento de Urbanismo. La Gerencia cuenta con una brigada de la Policía Local, la Unidad de Disciplina Urbanística, que vigila los establecimientos y atiende denuncias sobre horarios, ruido u otros incidentes.

Es por ello que Asabal ha presentado sus reclamaciones en este sentido ante el Consistorio. Además, la asociación puso en conocimiento de la concejal de Urbanismo la situación de un local de ocio situado en la zona del puerto de Alicante, que, denuncian, «lleva funcionando varios meses sin obtener la correspondiente licencia».