Císcar defiende el aumento de asesores porque son «necesarios»

Los socialistas aseguran que el presupuesto de 2013 es el menos social de los últimos cuatro ejercicios

H. E.VALENCIA. «
El vicepresidente del Consell, José Císcar. ::                             EFE/
El vicepresidente del Consell, José Císcar. :: EFE

Los asesores de la Generalitat son absolutamente necesarios». Con esta frase lapidaria defendió ayer el vicepresidente del Consell, José Císcar, el aumento de la plantilla del personal de confianza al servicio de la Generalitat. Como publicó este periódico, en 2013 habrá 105 personas en el equipo de eventuales de la administración autonómica valenciana, tres más que en el presente ejercicio.

La conselleria de Presidencia pasará de 26 eventuales a 30 mientras que el área de Cultura y Turismo perderá uno para quedarse con 7 y de esta manera seguir el patrón del resto de consellerias.

Císcar, tras la primera pregunta sobre este asunto, aseguró que no había habido ningún incremento de asesores en la plantilla de la Generalitat. El vicepresidente aludió a una regularización de puestos y a un cambio de personal entre consellerias. Tras hacerle ver que el Tomo IV de los presupuestos de la Generalitat decía claramente que había 105 miembros en la plantilla de personal eventual frente a los 102 del presente ejercicio, Císcar apuntó que en ningún caso el nuevo equipo de eventuales suponía un incremento en el gasto de personal.

Con el presupuesto de 2013 en la mano, la afirmación del número dos del Consell es cierta. El capítulo 1 del área de Presidencia baja su dotación respecto al ejercicio actual en un 2.7% al pasar de 25,2 millones a 24,5 millones de euros.

El aumento del personal de confianza contrasta con los recortes que ha habido en Les Corts para los asesores de los grupos parlamentarios, que verán reducida su partida para contratar personal en 400.000 euros en tres años. El presidente de la Cámara, Juan Cotino, ha dejado también cinco plazas libres para ahorrar 190.000 euros al año.

Por su parte, el socialista, Julián López, advirtió ayer de que la inversión en gasto social contemplada en en los presupuestos para el ejercicio que viene es la más baja de los últimos cuatro años. López precisó que supone el 80% del gasto y no el 89%, como defiende el Consell, ya que el Ejecutivo «ha restado los intereses de la deuda para hacer este cálculo».

El parlamentario de la oposición señaló que los datos para el próximo ejercicio están basadas «en previsiones erróneas y cálculos tramposos». López advirtió de que la austeridad del Consell «no permitirá crear puestos de trabajo».

Los expertos, según el diputado del PSPV, prevén que la tasa de paro podría rondar al año que viene el 30%. Además, sobre la recesión del 0,6%, López afirmó que los analistas aseguran que será tres veces mayor.

El diputado pidió al Consell que son necesarias unas cuentas realistas para abordar con garantías la actual situación económica: «Para 2012 dijeron que iban a crecer un 1% y la realidad es que la caída ha sido del 1,8%, nada que ver con la previsión».