Ferrero firma una despedida con sorpresa

El de Ontinyent se emociona tras recibir una gran ovación del Ágora y David Ferrer vence con sufrimiento al belga Rochus El valenciano se retira del tenis individual al perder ante Almagro pero formará pareja con él en dobles en 2013

JOSÉ MOLINSVALENCIA.
Juan Carlos Ferrero, emocionado en el momento en que se certificó su adiós al tenis en la modalidad individual. ::                             AFP/JOSÉ JORDÁN/
Juan Carlos Ferrero, emocionado en el momento en que se certificó su adiós al tenis en la modalidad individual. :: AFP/JOSÉ JORDÁN

El Ágora en pie coreando su nombre, en homenaje al mejor tenista valenciano de la historia. En el centro de la pista Juan Carlos Ferrero, con lágrimas en los ojos, despidiéndose de todos, intentando guardar mentalmente ese momento para siempre. Se acababa de retirar, ponía punto final a su carrera profesional, al menos en el circuito individual, tras perder por 5-7 y 3-6 ante su compañero y amigo Nico Almagro.

Ayer se vivió el momento más emocionante hasta ahora en el Valencia Open 500. Un adiós que sin embargo es un hasta pronto. Porque aún le queda tenis al de Ontinyent. Esta tarde debutará en el cuadro de dobles junto a David Ferrer. Y no será tampoco su último encuentro, ya que seguirá con esta categoría.

Ferrero volverá a empuñar su raqueta la próxima temporada para jugar en dobles con Almagro. Pero no será algo habitual. Tan sólo en algún torneo puntual, para matar las ganas de tenis. Será una retirada poco a poco. En 2013 se incorporará al equipo técnico para entrenar al murciano, y aprovechará esta circunstancia para continuar ligado al deporte que le hizo tocar el cielo.

«Ha sido un día muy bonito de vivir, no olvidaré el cariño de la gente. Se acaba una etapa preciosa y es imposible no emocionarse. Supone un honor acabar junto a Almagro, ahora intentaré ayudarle para que dé ese pequeño salto que le falta», señaló ayer el valenciano. Su entrenador, Antonio Martínez Cascales, estaba feliz. «Ni en mis mejores sueños imaginé que iba a tener un jugador como Ferrero, con los éxitos que ha conseguido», indicó el director del torneo.

Almagro, para quien la de ayer fue «la victoria más amarga», se enfrentará a Sam Querrey, que se deshizo de Feliciano López por 6-3 y 7-6, en un auténtico duelo de cañoneros. Trece saques directos consiguió el norteamericano, por once del español, que no pudo romper nunca el servicio de su rival.

El que sigue adelante es David Ferrer, principal favorito, que pasó muchos problemas para derrotar a Olivier Rochus, número 104 de la ATP, por un doble 7-5 en dos horas y trece minutos. El de Xàbia llevaba tres semanas sin competir y le faltó acierto y confianza. El belga realizó un gran encuentro, exhibiendo su revés, y mantuvo a remolque al alicantino. Eso sí, la grandeza de Ferrer se demostró en los dos últimos juegos de cada set, en los que certificó la victoria, que celebró con un gesto de rabia. «El partido ha sido duro, he fallado mi saque, debo mejorarlo en octavos contra Albert Ramos», aseguró.

Lesiones de los favoritos

A Ferrer se le despeja el camino hacia el título, ya que ayer tuvieron que abandonar por lesión el segundo y el tercer cabeza de serie. El francés Jo-Wilfried Tsonga, con una lesión en la espalda, se retiró ante Malisse cuando caía por 3-1 nada más comenzar el partido. Tsonga está en plena lucha por clasificarse para el Masters de Londres, por lo que espera que la lesión no sea grave. El número tres, Tipsarevic, abandonó ante Simon por molestias en el hombro derecho y también dice adiós al Ágora.

Quienes jugarán en la capital inglesa son Marcel Granollers y Marc López, tras vencer ayer en su debut en dobles a Kas y Kohlschreiber. Precisamente Granollers, actual campeón en individual, debuta hoy en esa categoría ante Hajek, al mismo tiempo que Isner, quinto favorito, estrenará la ronda de octavos contra Goffin. Verdasco ante Cilic y Hewitt contra Dodig lucharán por entrar en cuartos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos