Alcaldes afectados por el cierre de las urgencias nocturnas exigen la reapertura

Valoran de forma «negativa» la visita del director general de Asistencia Sanitaria e irán a la manifestación del 28 de septiembre

R. P.PEDREGUER.
Los alcaldes de Benidoleig, La Llosa, Pedreguer y Jesús Pobre. ::
                             T.C./
Los alcaldes de Benidoleig, La Llosa, Pedreguer y Jesús Pobre. :: T.C.

Algunos alcaldes de los municipios afectados por el cierre de las urgencias nocturnas en los centros de salud de Pedreguer, Gata, Ondara y El Verger, hicieron ayer una valoración «negativa» de la visita del director general de Asistencia Primaria, Guillermo Ferrán.

El motivo, según el primer edil de Pedreguer, Sergi Ferrús, es que «no se han reabierto las urgencias nocturnas de centros de salud afectados, ni se concedido la cita con el conseller de Sanidad, Luis Rosado». Peticiones que los nueve munícipes afectados por la medida trasladaron en agosto al conseller y que no han sido contestadas.

Ferrús explicó que creían que en esa reunión del 13 de septiembre, se les aportaría alguna respuesta, pero no fue así. En su intervención incidió en la «sorpresa» que causó el hecho de que por la «ansiedad social» se renunciase al cierre de mas centros de salud y tildó de «agravio comparativo» lo que está ocurriendo.

El munícipe apuntó que si asistirán a la reunión del día 26 en las oficinas de Diputación para seguir apoyando cualquier medida que permita la reapertura de las urgencias en los centros de salud, como la manifestación del día 28.

El alcalde de Jesús Pobre, Javier Scotto, pidió la actuación inmediata del presidente del Consell de Salud y lamentó la existencia de pueblos de primera y segunda según el color político. Y el munícipe de la Llosa de Camtaxo, Francisco Costa insistió en el que de que en pleno siglo XXI estemos trabajando a partir de «blancos y negros».