Xàbia insta a los vecinos a reclamar al Estado los 35 millones cobrados de más por el IBI

El ayuntamiento desestimará las peticiones presentadas contra el consistorio, avalado por un informe de SUMA

C. P.XÀBIA.
Xàbia insta a los vecinos a reclamar al Estado los 35 millones cobrados de más por el IBI

La anulación por el Tribunal Supremo de la ponencia de valores del conocido como 'catastrazo' ha constatado lo que todos en el municipio intuían: se ha estado cobrando de más por el IBI desde el año 2006.

Aunque aún no sabe la cantidad total, lo cierto es que en los últimos seis años, los ciudadanos con propiedades en Xàbia han abonado unos 35 millones de euros de más en concepto de ese impuesto. Cantidad a la que habría que sumar los gastos que han supuesto para el consistorio los procesos legales emprendidos y las acciones llevadas a cabo.

Los vecinos ya han comenzado a presentar reclamaciones ante el consistorio para que se les devuelva el dinero. No obstante, un informe elaborado por SUMA apunta que el ayuntamiento desestimará las solicitudes de devolución de las liquidaciones de 2006 a 2011 (ya se han presentado 2.000), porque «no están afectadas por el fallo de la sentencia del Tribunal Supremo del 22 de marzo de 2012».

El ejecutivo solicitó otro documento al letrado Martín Queralt, que incide en que cada uno de los ciudadanos debe exigir responsabilidad patrimonial ante la dirección general del Catastro.

Para tratar de aclarar la situación ayer comparecieron el alcalde, José Chulvi, y sus socios de gobierno, Óscar Antón, Juan Ortolà, además del edil del grupo de los No Adscritos, Juan Planelles y el portavoz del grupo municipal del PP, José Luis Genovés. No estuvieron ni el Bloc, ni los ediles José Juan Castelló, Rosa Cardona y Eduardo Monfort. En su intervención, el concejal de Hacienda, Óscar Antón, expuso el informe de SUMA y dijo que se contestará a todos los vecinos que han presentado la petición de devolución al consistorio y estos pueden recurrir ante la justicia.

Respecto a las reclamaciones que se hagan ante el Estado, Antón apuntó que hay de plazo para presentarlas hasta abril de 2013. Si la dirección general de Catastro no da la razón a los vecinos, «habría que ir a la Audiencia Nacional».

Tanto Antón como el alcalde, José Chulvi, insistieron en que el ayuntamiento (que también reclamará ante el Estado) pondrá todos los servicios a disposición de los ciudadanos, para la presentación de la reclamación ante Catastro y en el caso de que hubiera que ir a pleito.

De hecho, se está ultimando el programa informático para que, a partir del 1 de octubre, los vecinos puedan presentar on line las reclamaciones, tan solo con el nombre, apellidos y la referencia catastral de su propiedad.

El responsable de las arcas municipales constató que ya está el padrón definitivo para cobrar los recibos del IBI de 2012 y que el plazo será del 1 de octubre hasta el 5 de diciembre. También explicó que, tras la anulación del 'catastrazo', el ayuntamiento recaudará unos 13 millones de euros, casi ocho millones menos que los que se hubiesen recaudado con la ponencia de 2005.

El jefe del ejecutivo, José Chulvi, lanzó un mensaje de «tranquilidad a los vecinos» y reseñó que en este asunto «el ayuntamiento se pone al lado de los ciudadanos y se lo va facilitar todo».

El munícipe mostró su disgusto «porque algunas personas han querido utilizar esta situación para aprovecharse».

Fotos

Vídeos