Indignación entre los alumnos de Derecho al autorizarse clases de casi 800 estudiantes

La Universitat reducirá los grupos masificados, que corresponden a materias de la antigua licenciatura

J. BATISTAVALENCIA.
Aspecto que presentaba ayer una de las clases masificadas en el aulario de Derecho, situado en el campus de Tarongers. ::                             JESÚS SIGNES/
Aspecto que presentaba ayer una de las clases masificadas en el aulario de Derecho, situado en el campus de Tarongers. :: JESÚS SIGNES

«Ves a la profesora como si estuvieras en un campo de fútbol». Son palabras de Darío, un estudiante matriculado en la asignatura Derecho del Trabajo II, correspondiente al tercer curso de la antigua licenciatura de Derecho, en vías de extinción. De esta forma describía la sensación que le produjo llegar el pasado martes a la primera clase y encontrarse con que el aula, de las más grandes de la Facultad, estaba a reventar, con los pasillos atestados, los alumnos sentados en el suelo y con colas fuera de la clase, cuya capacidad máxima era de 120 plazas.

Y es que en total hay 573 estudiantes matriculados en la materia -aunque no todos acudieron a clase- y un solo profesor, una situación insólita que ha generado mucha indignación entre el alumnado, que ha llegado incluso a plantear quejas tanto al Decanato como al Rectorado de la Universitat, que ya han reaccionado para desdoblar las clases más masificadas, pues la problemática también se da en otras asignaturas. El caso más extremo es Derecho Administrativo II, con 793 alumnos matriculados.

Los grupos afectados son excepcionales. Hay que recordar que con la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior (plan Bolonia) en 2010 se inició un proceso de reajuste de la oferta universitaria, con la desaparición progresiva de las antiguas carreras, que son sustituidas por los grados actuales.

Este año ha llegado la extinción de tercero de la licenciatura de Derecho, por lo que todos aquellos que no superaron alguna asignatura del curso tienen la oportunidad de matricularse en estos grupos tutorizados, en los que se encomienda a un profesor la docencia y asesoramiento a los estudiantes. Una de las consecuencias es la carga de trabajo que puede suponerles tal número de alumnos. Además, esta oferta académica con profesor sólo existe en Derecho, según el Decanato.

En el caso de que no superen la materia, tendrán más oportunidades, como la matriculación sin docencia, cuyo precio, además, es sensiblemente inferior, pues se paga sólo un 25% del coste del crédito. De hecho, es la vía habitual para superar materias de cursos que ya se han extinguido. Por lo tanto, los problemas no afectan al grado, que sigue teniendo una ratio de 50 alumnos, o a los cursos del segundo ciclo de la licenciatura, que siguen vigentes este ejercicio y desaparecerán en un par de años.

La situación la denunció la asociación estudiantil Campus Jove, desde donde informaron de las diferentes asignaturas masificadas, además de las citadas. Son Derecho Mercantil I (384 matriculados), Derecho Civil III (435), Introducción al Derecho Procesal (467) y Derecho Penal II (508). Para la entidad, la causa de la situación son los recortes e impagos que sufre el sistema universitario, una problemática que tildaron de «hachazo». Esto ha derivado, según Irene Vázquez, miembro de la asociación y afectada directa, «en que la docencia sea inviable, pues donde tendrían que haber siete u ocho profesores hay uno». «Pagamos el 100% del precio del crédito, tenemos derecho a docencia y un profesor para 790 alumnos es una barbaridad», sentenció.

Hay que tener en cuenta que las medidas de contención del gasto impiden, por ejemplo, la contratación de más profesores mediante oposiciones, lo que dificulta atender incidencias como la descrita.

Ayer la situación era más tranquila, pues muchos de los que acudieron el primer día desistieron de hacerlo al siguiente. «La gente viene, ve el aula y se va. Incluso los que están dentro se van», explicaba una alumna indignada. «La asignatura (Derecho del Trabajo II) me ha costado 580 euros por ser la cuarta matrícula. No es justo que te traten así. Están haciendo caja», dijo Darío.

Desde el Decanato de la Facultad explicaron ayer que ante la elevada demanda de los grupos se ha solicitado «nuevamente» y tras la comisión Académica de Títulos celebrada el martes «un desdoblamiento» en las asignaturas afectadas. De hecho, ayer mismo el Vicerrectorado de Ordenacón Académica accedió a desdoblar el grupo de Derecho Administrativo, «con el compromiso de que haya dotación de profesorado correspondiente». Además, matizaron «que esta solicitud ya se había realizado a principios de julio» ante la previsión de que se diera esta situación. Por último, las fuentes consultadas dijeron que en estos grupos la afluencia a clase se reduce a medida que avanza el curso, aunque pese a ello se ha pedido más profesorado.

Fotos

Vídeos