Los empleados de EMT cobrarán una media de 3.000 euros menos para evitar 209 despidos

Sindicatos y empresa firman el nuevo convenio que reduce un 8,6% el salario, pero garantiza la titularidad pública hasta 2025

J. AGUADÉVALENCIA.
Novo, izquierda, ayer durante la presentación del acuerdo en la que le acompañó el jefe de recursos humanos, Andrés Bernabé. ::                             LP/
Novo, izquierda, ayer durante la presentación del acuerdo en la que le acompañó el jefe de recursos humanos, Andrés Bernabé. :: LP

Los trabajadores de la EMT acordaron en votación validar el preacuerdo al que llegó la empresa con sus representantes. Básicamente era elegir entre dos cosas muy dolorosas: o bajarse el sueldo unos 3.000 euros al año de media o tener que decir adiós a 209 compañeros que se irían al paro.

Al final, casi el 70% de los 1.267 empleados que fueron a votar optaron por la medida más solidaria. Desde el 1 de enero de 2012 su sueldo se reduce un 8,66%. Es decir, ahora mismo todos ellos tendrán que devolver dinero a la empresa de lo que ya tenían cobrado aunque aún quedaba una parte de una paga por cobrar.

No era un día para celebrar. Ni la empresa estaba contenta ni los trabajadores brindaron con cava. «No es un triunfo de los trabajadores», decía ayer su máximo representante, Vicente Moreno. En la misma línea se movía el concejal Novo, que habló de unos meses de negociación «complicada y dura». Nadie blandía la espada de la victoria. Todos han perdido mucho por el camino, por la crisis.

Novo hablaba de un final positivo simplemente porque «no queríamos que nadie dejara de trabajar en la EMT. Es un triunfo de la solidaridad de los trabajadores y también basado en el respeto a ellos mismos y a las familias que se podían quedar en el paro», decía en sala de prensa en la que no estuvo acompañado por los sindicatos para presentar el acuerdo. Moreno, por teléfono, hablaba de «un esfuerzo solidario. No es nada agradable ver a compañeros salir de la empresa». Un líder que el día anterior en las votaciones no las tenía todas consigo. No sabía si el apretón de manos que se había dado el jueves pasado con la empresa se lo iban a rubricar sus compañeros. Pero lo hicieron. «Nos han bajado el sueldo un 8,6%. No es para celebrarlo con champán pero se han conseguido dos cosas muy importantes como son el mantenimiento del empleo y la continuidad de la empresa con titularidad pública hasta 2025 y eso es muy bueno para los ciudadanos que son los que reciben nuestro servicio y a los que les vamos a intentar seguir dando un servicio de máxima calidad».

Los números son claros. Novo ve como ahora la EMT ha soltado lastre y se garantiza la viabilidad de la empresa. En 2011 la empresa necesitó una inyección de casi 10 millones de euros y son los que ahora mismo se han ahorrado con el descenso de los sueldos y con otras acciones. Pero la rebaja salarial es la principal dieta. Más de 7 millones de euros se ahorran. Cada uno de los empleados tiene que renunciar, de media, a 3.000 euros anuales.

Ese descenso viene de la supresión de una decimocuarta parte de las pagas. No se les quitará una extra sino que se prorrateará la cantidad en las 15 pagas que mantienen. Eso es un 7,1% de reducción. Pero además se suprime una cláusula sonrojante que aún tenían los empleados que era la de la 'aplicación del euro' y que les suponía un 1,5% más de sueldo.

Pese al acuerdo, Novo expresó ayer que la denuncia que se presentó durante la última huelga por actos vandálicos valorados en 100.000 euros se mantiene y es la Policía Nacional la que debe dar luz a este asunto.