Murcia decidirá antes de agosto si aprueban la suspensión de actividad

El Consistorio de Orihuela podrá estar presente en las inspecciones de los técnicos e incluso podrá solicitar que se realicen

J. G. BADÍA MURCIA / ORIHUELA.

«Máxima cordialidad institucional». Si la Consejería de Presidencia y el Ayuntamiento de Orihuela valoraron de esta forma el encuentro que ayer mantuvieron el consejero, Manuel Campos, y el alcalde oriolano, Monserrate Guillén, para abordar el futuro de Proambiente en Abanilla. Las cosas apuntan mal para los intereses de Ángel Fenoll, que ya solo cuenta con el rédito político del alcalde abanillero, Fernando Molina, para seguir con la actividad del vertedero. De hecho desde la Consejería de Presidencia murciana confirmaron ayer que antes del 1 de agosto se resolverá la posible suspensión de la actividad de la planta que explota la mercantil Proambiente a caballo entre los términos municipales de Orihuela y Abanilla.

Así se lo trasladó ayer el consejero al primer edil oriolano, al que avanzó que Proambiente «cada vez lo tiene más difícil». De hecho, en agosto, el gobierno murciano no solo dictaminará si revoca la Declaración de Impacto Ambiental favorable a la ampliación del vaso número 3, que le habría permitido a Fenoll continuar durante 7 años y 76 días más con la gestión de residuos sólidos urbanos (RSU), sino que además se pronunciará sobre la Autorización Ambiental Integrada. Monserrate Guillén destacó este como uno de los compromisos del consejero Campos, ya que la revisión de ambos expedientes podrían dar al traste con las intenciones del empresario de la basura. Asimismo. Durante la reunión, el primer edil oriolano, que estuvo acompañado igual que en Valencia por los concejales de Urbanismo, Antonio Zapata, y de Medio Ambiente, Manuel Culiáñez, mostró su preocupación por los problemas de salubridad y el consejero accedió a que técnicos del Ayuntamiento de Orihuela estén presentes en las inspecciones que se van a realizar «de manera continua» dijo Guillén, que añadió que incluso el Consistorio podrá solicitar su realización.

A juicio del alcalde, «ha habido un antes y un después» en la actitud del responsable de Presidencia de la Región de Murcia. El ecologista ya mostró su desacuerdo con las manifestaciones de Campos en al Asamblea Regional a principios de año, cuando allanó el camino para otorgar la ampliación del vaso 3 del vertedero que el gobierno municipal oriolano considera que tiene parte en el territorio de la Comunidad Valenciana.

Fotos

Vídeos