Detenido en Elche por estafar con falsas ofertas de empleo en un centro de rehabilitación

El arrestado, de 57 años, consiguió 5.000 euros tras engañar a 25 personas que le pagaron por supuestos cursos de formación

A. S. M.ELCHE.

La sangría del paro ha sumido en la desesperación a muchísima gente que está dispuesta a todo, incluso a pagar, por conseguir un trabajo. La Policía Nacional ha detenido en Elche a un hombre que precisamente se aprovechó de esta situación de necesidad para estafar a 25 personas, a las que cobró un total de 5.000 euros por falsos cursos de formación para conseguir un empleo.

El detenido 'vendió' a las víctimas su proyecto para crear una especie de granja de rehabilitación para alcohólicos y toxicómanos, según detallaron ayer fuentes de la Comisaría Provincial. El presunto estafador simulaba ser el representante de una asociación sin ánimo de lucro dedicada a la lucha contra las adicciones. Engatusaba a las víctimas con las supuestas condiciones de trabajo que tendrían en este futuro centro de rehabilitación y les cobraba determinadas cantidades de dinero en concepto de «gastos de gestión y formación», tal como informaron ayer fuentes de la Policía Nacional.

La investigación policial comenzó el pasado mes de mayo, cuando agentes de la Brigada Local de la Policía Judicial de Elche tuvieron conocimiento de que una persona estaba ofreciendo decenas de puestos de trabajo en una futura granja de rehabilitación que se iba a construir en el municipio.

Durante un tiempo, el arrestado mantuvo su 'tapadera' e impartió charlas formativas a los interesados. De hecho, llegó incluso a organizar visitas al terreno donde supuestamente se levantaría el centro. Sin embargo, una vez que se embolsaba el dinero de sus víctimas, nunca llegaba a materializar las ofertas de empleo.

Los agentes capturaron el martes al presunto estafador, quien ya ha pasado a disposición del juzgado de instrucción de guardia de Elche. Se trata de un hombre de 57 años y natural de Elche, que cuenta con antecedentes policiales por delitos que no han trascendido, según señalaron ayer las mismas fuentes.

Por el momento se han podido esclarecer al menos veinticinco delitos de estafa, cuyo montante total asciende a unos 5.000 euros. Fuentes próximas a la investigación desvelaron que la mayoría de los perjudicados son españoles y afincados en la localidad ilicitana.

Este no es el primer caso de un supuesto empresario que intenta lucrarse con falsos puestos de trabajo. Por eso la Policía aconseja a los ciudadanos que desconfíen de cualquier oferta de empleo en la que se exija un desembolso previo.