Vila-real restaurará las pinturas del Termet a través de un convenio

El Ayuntamiento, la Diputación y la Caixa Rural invertirán 14.000 euros en recuperar los murales de la 'coveta' de la Mare de Déu

H. BONETCASTELLÓN.

Las pinturas murales de la 'coveta' de la Mare de Déu de Gràcia recuperarán en dos meses su estado original. El alcalde de Vila-real, José Benlloch, ha firmado el convenio de colaboración entre el Ayuntamiento, la Fundació Caixa Rural Vila-real y el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración por el que las tres instituciones sumarán esfuerzos para actuar en uno de los espacios más apreciados por los vila-realenses, el oratorio donde se custodia la imagen de la Mare de Déu de Gràcia, réplica documentada de la original, desaparecida en 1936, realizada por el escultor y pintor local Vicente Lloréns Poy.

La restauración de estas pinturas murales cuenta con un presupuesto de 14.726 euros, que serán financiados en un 40% por el Ayuntamiento de Vila-real, que invertirá en su recuperación 5.890 euros, y en un 30% por parte de Caixa Rural Vila-real e Ivacor, respectivamente. Los trabajos, además, permitirán reabrir el oratorio, cerrado a las visitas durante dos años.

Benlloch ha querido agradecer la implicación de la entidad con el municipio al director de Caixa Rural Vila-real, Carlos Torán, así como al diputado de Cultura, Héctor Folgado, y a la directora del instituto de restauración, Carmen Pérez. «La 'coveta' de la Mare de Déu de Gràcia es uno de los espacios más apreciados por los vila-realenses y es importante que, en un momento de dificultades como el actual, todas las instituciones sumemos esfuerzos para preservar y poner en valor nuestros símbolos y nuestro patrimonio», señala el primer edil. «En las últimas semanas, estamos poniendo en marcha iniciativas para que los vila-realenses puedan disfrutar de un espacio tan querido como el Termet, desde aspectos lúdicos, ambientales, sociales y culturales, y ahora también desde una vertiente más sentimental», indica Benlloch, quien recuerda que la coveta ha estado cerrada a los vila-relanses durante los últimos dos años y que estos trabajos permitirán a los vecinos «volver a disfrutar de un recinto tan querido por todos».

De hecho, durante la firma del convenio, las tres instituciones colaboradoras han acordado también la apertura del recinto a las visitas durante la ejecución de los trabajos, que comenzarán este mismo lunes. «Es una medida que solemos aplicar en intervenciones de relevancia, para que los ciudadanos puedan ver lo que se está haciendo en un recinto tan significativo como es la 'coveta'. En este caso, se trata de un espacio muy reducido pero muy significativo en el plano sentimental para los vecinos de Vila-real, por lo que podría resultar muy interesante que se habilitaran unas horas un día a la semana para que pudieran visitar el oratorio y que las restauradoras pudieran explicar qué trabajos están realizando», apunta la directora del IVC+R.

Las pinturas murales de la 'coveta' de la Mare de Déu de Gràcia presentan un estado de conservación «comprometido», según detalla el informe realizado por los técnicos del IVC+R, con importantes desprendimientos.