Los centros de Aspadis, en peligro por las deudas

La situación económica es muy grave por la falta de pago de las ayudas de Conselleria desde hace tiempo

A. T.ALZIRA.

La Asociación de Padres de Discapacitados Psíquicos, Aspadis, se encuentra en una grave situación económica debido a la falta de pago de las subvenciones por parte de la Conselleria.

Aspadis cuenta con cuatro centros en Polinyà de Xúquer, Alberic y Carcaixent en el que atienden a 90 jóvenes con discapacidad psíquica profunda. En estos centros trabajan 80 personas que llevan tiempo con dificultades para satisfacer sus nóminas desde hace tiempo debido a la situación económica.

«Habiendo agotado todos los medios a nivel de comunicación, y no habiendo recibido respuesta administrativa sobre la deuda por el convenio que tiene contraída con Conselleria, la situación es absolutamente inaguantable», ha explicado el director general y fundador de Aspadis, Vicente Aparicio.

Debido a la deuda, la asociación lleva tiempo con dificultades para poder pagar a sus proveedores y los préstamos bancarios que se han solicitado como puente hasta que se cobrara la ayuda acordada por Conselleria.

Aparicio denuncia la grave situación que viven los centros y que pone en peligro el gran trabajo que realizan los profesionales con estos discapacitados que podrían quedarse sin asistencia como la actual por la falta de ayudas.

Una situación que persiste desde hace años y por la que desde Aspadis se han buscado formas de conseguir ingresos extraordinarios para no frenar su labor, como la venta de cajas de turrón durante las fiestas navideñas o los actos benéficos.