La operación antidroga se inició tras conocer la compra de un terreno

REDACCIÓNALZIRA.

La compra de un terreno de grandes dimensiones por parte de uno de los implicados fue el dato final para que la Guardia Civil desarrollara un gran despliegue en varias localidades de la Ribera Alta para desmantelar una red que vendía droga. Este dato fue uno de los muchos que han venido recopilando a lo largo de una investigación que llevaba varios meses en marcha y que se concretó el miércoles.

Alrededor de las seis de la mañana comenzó una operación en Tous, Alberic y otra población de la Ribera Alta con la presencia de alrededor de 50 agentes, lo que generó gran sorpresa en los municipios.

La localidad de Tous fue la que mayor número de agentes y de detenidos registró. No en vano, cuatro personas, tres hombres, dos de ellos hermanos, y una mujer, casada con uno de los hermanos, fueron detenidas por un presunto delito de tráfico de estupefacientes que tenía conexiones con Mallorca.

En Alberic también se detuvo a otra persona implicada con este caso.

En los registros realizados en las localidades de la comarca de la Ribera se incautaron de dos kilos de cocaína y de otras sustancias estupefacientes además de una gran cantidad de dinero en metálico.

La operación sorprendió sobre todo a los vecinos de Tous quienes, ayer, aún comentaban lo ocurrido durante toda la mañana: «Fue bastante espectacular, parecía una película, hoy (por ayer) está todo mucho más tranquilo, pero el miércoles me asusté al principio porque creía que había pasado algo grave», explicó una vecina.