El comercio se plantará ante la liberalización de horarios

El sector valenciano se reúne hoy con la directora general del Ministerio en una primera toma de contacto

E. PÉREZ| VALENCIA
Una mujer observa el escaparate de un comercio. ::                             I. ONANDIA/
Una mujer observa el escaparate de un comercio. :: I. ONANDIA

El pequeño comercio valenciano está a la defensiva ante los diferentes mensajes lanzados en las últimas semanas por representantes del Gobierno central sobre la conveniencia de ampliar los horarios comerciales. A finales de abril ya lo hizo en Valencia el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, quien afirmó que el Gobierno trabaja en un plan para aumentar la libertad de apertura de establecimientos comerciales. Y puso ejemplo de éxito de la Comunidad de Madrid, cuya Ley de Modernización del Comercio, que liberaliza los horarios, ha entrado esta semana en vigor.

Las pymes no pueden estar más en contra y así se lo harán saber hoy a Carmen Cárdeno, directora general de Comercio Interior del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, que se reúne con el sector (asistirá también Silvia Ordiñaga, directora general de Comercio y Consumo de la Generalitat) para plantearle medidas que incrementen la competitividad, así como presentar dos nuevas líneas ICO para comercio.

Ese será el punto de partida, pero desde Covaco, por ejemplo, le van a plantear toda una batería de cuestiones que preocupan a los empresarios y autónomos como la subida del IVA, las licencias exprés para aperturas de negocios, la necesidad de medidas de apoyo al sector o la urgencia para que fluya el crédito.

Uno de los temas más candentes será la ampliación de horarios, a la que se opone el pequeño comercio al entender que solo beneficiaría a las grandes operadoras y, sobre todo, porque la actual y reciente legislación valenciana (en vigor desde marzo de 2011) es, al entender de Covaco, de las más avanzadas en este sentido: hasta 90 horas de apertura semanal, lo que supone 15 horas al día, de lunes a sábado, cuando la mayoría de autonomías establecen un máximo de 72 horas, recuerda la asociación de comerciantes. Tienen que hacer frente a informes como el de IE Business School, que esta semana cifró en 20.000 empleos, fundamentalmente en grandes superficies, los que se crearían con la liberalización de horarios. Desde Covaco aseguran que no es así como se fomentará el consumo, es más, se penalizará al comercio de barrio, el que está más próximo al cliente.

Fotos

Vídeos