Jane Goodall te pide el móvil

La científica visita Valencia para recaudar fondos destinados a salvar los chimpancés

ISABEL DOMINGO| VALENCIA
La científica Jane Goodall, con uno de los gorilas del bosque ecuatorial del Bioparc de Valencia. / Efe / Manuel Bruque/
La científica Jane Goodall, con uno de los gorilas del bosque ecuatorial del Bioparc de Valencia. / Efe / Manuel Bruque

Es mundialmente conocida por sus trabajos con chimpancés pero la doctora Jane Goodall estuvo ayer en Valencia para concienciar a los ciudadanos sobre un objeto tan cotidiano hoy en día como el teléfono móvil. Según Goodall, un gesto tan sencillo como el del reciclaje del móvil puede contribuir a salvar los ecosistemas africanos y, con ello, a los chimpancés.

Detrás de esta petición se esconde una de las historias dramáticas de África, especialmente de la República del Congo: las luchas de las guerrillas por controlar las explotaciones del coltán,un valioso mineral que hace posible la tecnología de móviles, ordenadores y consolas. Para conseguirlo no dudan en emplear mano de obra infantil, recurrir a la caza furtiva y destruir los hábitats de muchas especies.

Y como respuesta Jane Goodall, símbolo e icono de la defensa de la naturaleza, impulsa una campaña de sensibilización denominada 'Movilízate por la selva', que combina el reciclaje de los móviles (y, por tanto, la retirada adecuada de sus materiales tóxicos) con la captación de fondos para programas de desarrollo sostenible, educación y conservación.

Varias cifras sirven para comprender el empeño de la reconocida primatóloga: 6 millones de personas han perdido la vida en los conflictos, en España existen 56 millones de líneas de teléfonos móviles y la tasa de reciclaje de estos aparatos es menor al 5%.

Razones para la esperanza

A pesar de ello, Goodall, que visitó las instalaciones del Bioparc y pronunció una conferencia, sigue viendo «razones para la esperanza» en la conservación de las especies en peligro de extinción y en la protección de la naturaleza.

Porque, según la científica, «cada uno de nosotros somos importantes con cada una de las decisiones que tomamos cada día y que afectan al planeta. Está en nuestra mano decidir qué hacemos y cómo lo hacemos».

Entre los ejemplos o «razones bien hechas» la primatóloga citó el trabajo realizado por España en la protección del lince ibérico y mencionó la fuerza y el entusiasmo de los jóvenes como motor «de impulso» para proteger la naturaleza.

Goodall, Premio Príncipe de Asturias de Investigación en 2003, alabó tambien la labor desarrollada por el Bioparc, al que otorgó la «máxima calificación» en instalaciones y personal.

Casi dos horas empleó la primatóloga, de 78 años, en recorrer el zoológico de la ciudad. Se detuvo en todos los hábitats y disfrutó especialmente con los juegos de los elefantes en el agua. De ellos dijo que son «seres fantásticos», por lo que no imagina que alguien «quiera quitarles la vida».

Los elefantes son también el ejemplo que Goodall dio al ser preguntada por modelos de aprendizaje: «Mejor aprender de los elefantes o las ballenas, que de los chimpancés, que son como nosotros, a veces no tan fantásticos».