Los funcionarios volverán a tener menos jornada en Navidad y Pascua

Los trabajadores con un hijo muy enfermo podrán disponer de un permiso especial para cuidarlo

F. R.VALENCIA.
Los consellers Vela y Catalá en la última Mesa General. ::                             J. SIGNES/
Los consellers Vela y Catalá en la última Mesa General. :: J. SIGNES

Los funcionarios autonómicos volverán a poder disfrutar de jornadas reducidas durante las vacaciones escolares de las fiestas de Navidad, Año Nuevo, Reyes, Semana Santa y Pascua. El pleno del Consell aprobó ayer el nuevo horario de los funcionarios autonómicos que recoge esta circunstancia después de que el pasado 4 de abril entrara en vigor un decreto de 2006 en el que no constaba.

El horario de verano o reducido (dos horas y media menos de jornada laboral diaria) se pondrá en práctica sólo durante los meses de julio y agosto, cuando hasta el año pasado se alargaba desde el 15 de mayo al 15 de octubre, una situación que desde el Consell se consideraba inadmisible su continuidad.

El nuevo horario está vinculado al plan de ahorro y eficiencia energética de los edificios públicos de la Generalitat, puesto que evita que los funcionarios que están en oficinas y en atención al público trabajen fuera del horario de la luz solar, con lo que el consumo de energía se reducirá alrededor de un 20%.

El vicepresidente y portavoz del Consell, José Císcar, destacó que se trata «mejorar la eficacia de los servicios mediante unos horarios más homogéneos y unificados que faciliten y favorezcan la igualdad, mejoren la productividad y contribuyan a la conciliación de la vida personal y laboral».

Las horas de obligado cumplimiento serán entre las 9 y las 14.30 horas. El resto de la jornada tendrá carácter flexible y se podrá desarrollar durante la apertura de las dependencias, desde las 7.30 horas a las 17 horas de lunes a miércoles, los jueves hasta las 20.30 horas y los viernes hasta las 16 horas. Los funcionarios, según Císcar, podrán trabajar sólo por la mañana si entran a las 8 horas y salen pasadas las 15 horas.

El decreto aprobado ayer por el Consell recupera la flexibilidad horaria en dos horas para progenitores de familia numerosa. También se justifican las faltas de asistencia al trabajo de aquellas empleadas que sean víctimas de malos tratos. La duración del permiso de paternidad pasa de 15 a 20 días. Como novedad, dijo el vicepresidente Císcar, el decreto incluye un permiso por cuidado de un hijo menor afectado por un cáncer o enfermedad grave.

Además, como el Gobierno central ha incluido en los Presupuestos Generales del Estado que los funcionarios deben trabajar un mínimo de 37,30 horas a la semana, la Conselleria de Hacienda ha añadido una disposición adicional a este decreto en la que prevé adecuar la jornada a la norma estatal si esta es superior a la que marca el decreto de fijación de horarios.

Fotos

Vídeos