Los imputados niegan que se les ordenara elegir a Orange Market

La defensa del jefe de Promoción de la Agencia de Turismo aporta los diseños de los diferentes stands

A. RALLO | VALENCIA
El jefe de promoción de la Agencia Valenciana de Turismo, Jorge Guarro, ayer en el TSJCV. / Jesús Signes/
El jefe de promoción de la Agencia Valenciana de Turismo, Jorge Guarro, ayer en el TSJCV. / Jesús Signes

Las primeras declaraciones de imputados en la causa abierta por supuesta financiación irregular y delito electoral del PPCV relacionada con la trama Gürtel arrancaron ayer en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

Dentro de la causa, dividida en varias partes, la fase de instrucción se centra en estos primeros testimonios en la presunta prevaricación y cohecho en la contratación de la Generalitat con Orange Market, empresa de la trama Gürtel, por el pabellón de Fitur entre 2005 y 2009.

Los primeros en prestar declaración fueron Isaac Vidal, exjefe del área de Mercados de la Agencia Valenciana de Turismo, quien sólo dijo sentirse «tranquilísimo» tras ofrecer sus explicaciones al juez y a las acusaciones. El siguiente en acudir a las dependencias del TSJ fue Jorge Guarro, jefe del servicio de Promoción de la Agencia de Turismo. Llegó sobre las doce y media, pero no declaró hasta las 15 horas. En última instancia fue el turno de Dora Ibars, directora general del Promoción institucional de Presidencia de la Generalitat.

En su extensa declaración (más de cuatro horas cada uno) tanto Vidal como Guarro aseguraron que la decisión para contratar con Orange Market los stands de Fitur respondió únicamente a criterios de «estética y calidad». Tanto el magistrado instructor, José Ceres, como los fiscales -de nuevo se desplazó una de las fiscales Anticorrupción de Madrid- preguntaron acerca de si recibieron órdenes de superiores para elegir la oferta de la empresa de Álvaro Pérez, conocido como el Bigotes. Ambos lo negaron.

El expositor, como un jaguar

El abogado de Jorge Guarro, Manuel Barrios, adelantó a mediodía -su cliente declaró a partir de las tres de la tarde- que actuaron «bajo la más estricta legalidad. Cualquier contratación siempre se hizo porque se entendía que era lo mejor para la Comunitat Valenciana». De hecho, llegó a comparar las diferentes ofertas como «un coche Jaguar frente a un Seiscientos».

Fuentes cercanas al proceso aseguraron que, ya por la tarde, la defensa de Guarro presentó los diferentes diseños de los stands que realizaron todas las empresas para la citada feria de Turismo que, hasta la fecha, no estaban en la causa. Estos se corresponden con el año 2005, pero Ceres aceptó también incorporar los del resto de ejercicios que se investigan. De esta forma pretendía evidenciar que los criterios de adjudicación con la primera empresa se debieron a una cuestión profesional. El resumen consiste en que eran los mejores y por eso se les eligió.

Otro asunto es que las empresas adjudicatarias conocieran con anterioridad los expedientes de contratación. El abogado de Guarro, al ser preguntado por este extremo, señaló que deberá ser la investigación policial quien determine este extremo, porque estos documentos pasan por «muchos departamentos».

La última en prestar declaración fue la directora general de Promoción institucional del Gobierno valenciano, Dora Ibars, que acortó considerablemente el tiempo ante el juez en referencia a los testimonios de los otros dos imputados. Las fuentes consultadas aseguraron que durante su declaración, Ibars tuvo que escuchar una conversación en la que el director de Orange Market, Álvaro Pérez, 'El Bigotes' la mencionaba en alusión a contratos de la Generalitat. A su salida, no quiso hacer declaraciones, aunque fuentes jurídicas aseguraron que «había demostrado que su función nada tenía que ver con lo que se investiga».

Fotos

Vídeos