Economía insta a Unicaja, Ibercaja, Liberbank y BMN a unirse en un solo banco

Los grupos liderados por Cajamurcia y Cajastur optan por crecer absorbiendo el intervenido Banco de Valencia

EFE ,MADRID

El Ministerio de Economía instó ayer a Unicaja, Ibercaja, el grupo BMN y Liberbank a buscar fusiones y ve con «buenos ojos» la posibilidad de que las cuatro entidades creen un solo banco. En el caso del grupo BMN, formado por Cajamurcia, Caja Granada, Caixa Penedés y Sa Nostra, la entidad apostaría más por hacerse cargo del intervenido Banco de Valencia, por el que también se estaría interesando ahora Liberbank.

La preocupación del Ejecutivo es que, pese a su solvencia, ninguno de los cuatro grupos de cajas tiene un volumen de activos superior a 100.000 millones, lo que haría muy difícil su financiación en los mercados mayoristas.

La intención de Economía, según las fuentes consultadas, es que Unicaja, Ibercaja, BMN y Liberbank se fusionen entre sí y si es posible, que las cuatro se unan en un gran banco, con un volumen de activos cercano a 270.000 millones. Ve con mejores ojos esta opción que la búsqueda por separado de nuevos socios.

El futuro grupo que saldría de la unión de las cuatro entidades se convertiría en el quinto mayor banco en España, por delante de Sabadell y Popular, incluyendo las últimas fusiones de estas entidades con la CAM y Banco Pastor, respectivamente.

Esta es una opción que «está encima de la mesa» y sería bien recibida por el departamento que dirige Luis de Guindos, aunque un portavoz de Economía ha declinado hacer cualquier comentario al respecto.

Esta operación tendría algunas ventajas como el escaso solapamiento entre las redes de sucursales y, por tanto, el impacto moderado en las plantillas. Pero al sector le parece «muy complicado» que una fusión de este tamaño se materialice, ya que los presidentes no quieren perder su actual poder y serían incapaces de ponerse de acuerdo en quién mandaría en un nuevo proceso de fusión.

De hecho, las fuentes consultadas aseguran que en las últimas semanas los presidentes de las cuatro entidades han estado hablando por separado de las posibilidades de unirse, aunque sin que las conversaciones hayan llegado a buen puerto.

Además, hay que tener en cuenta que Unicaja se encuentra inmersa ya en un proceso de fusión con Caja España-Duero, mientras que Ibercaja lo está en otro con Caja 3.