La huelga no cuaja en las comarcas

Comercios abiertos y polígonos con actividad marcan la jornada en la que no se produjeron incidentes con los piquetes informativos Según la Asociación de Empresarios de Alzira sólo cerraron el 30% de las industrias de la ciudad

C. CERVERÓALZIRA.
Protesta ante un centro comercial de Alzira en la mañana de ayer. / 
Francisco García/
Protesta ante un centro comercial de Alzira en la mañana de ayer. / Francisco García

FOTOS: El 29M en la Ribera y la Costera

El día 29 de marzo quedará marcado en el calendario como una jornada de huelga general, convocada por los sindicatos mayoritarios UGT y Comisiones Obreras (CC. OO.). Un día que, pese a lo previsto por los sindicatos, no dejó huella en las comarcas centrales.

Muestra de ello es que la mayoría de las localidades de estas comarcas vivieron la jornada de ayer, como un día laboral más. Y es que la huelga no llegó a cuajar ni en la Ribera ni en la Costera, entre otras.

Comercios abiertos y polígonos con actividad fueron las imágenes que marcaron la jornada de huelga general en Alzira.

Y es que el recorrido de los piquetes informativos por las calles de la ciudad anunciando los inconvenientes de la Reforma Laboral y animando a trabajadores y vecinos a unirse a la huelga no causó efecto en los comerciantes de la localidad.

Muestra de ello es que según el presidente de la Asociación de Empresarios de Alzira, José Villalba, «el 98% de los comercios locales ha abierto sus puertas con total normalidad».

Una situación que también se reflejó en el extrarradio de la capital de la Ribera Alta, ya que Villalba aseguró que las «empresas que han secundado la huelga son el 30%. Nuestra previsión ha bajado un 10%».

Según el presidente de la Asociación de Empresarios de Alzira el motivo del escaso seguimiento se debe a que «no es el momento, el país no está para huelgas ya que los trabajadores no se pueden permitir perder un día de salario».

Unos datos que se contradicen con los que ofrecieron las organizaciones sindicales, que manifestaron que el 80% de las empresas de la Ribera iban a secundar la huelga general. La jornada de huelga en Alzira transcurrió sin incidentes. A primera hora de la mañana los piquetes informativos, encabezados por los representantes sindicales de CC.OO. y UGT de la Ribera, la Costera y la Canal de Navarrés, se reunieron ante las puertas del consistorio alcireño para emprender su recorrido reivindicativo.

Desde la Casa Consistorial recorrieron las principales calles de la ciudad pegando pegatinas en los escaparates de los comercios abiertos que decían 'Cerrado por huelga'. La primera parada de esta comitiva compuesta por unas 200 personas fue la plaza Mayor, desde allí se trasladaron hasta un supermercado cercano y de allí fueron a Carrefour. Éste fue uno de los momentos de más tensión, ya que la Policía Nacional impidió la entrada de los piquetes al hipermercado, aunque finalmente permitió que entraran tres representantes sindicales. El Hospital Universitario de la Ribera y el ambulatorio de la calle La Paz, fueron los otros destinos.

Pero sin duda la «corrección» de los piquetes fue la nota predominante de la jornada de ayer en Alzira.

Por lo que respecta al resto de localidades de la Ribera, en Benifaió los piquetes recorrieron la plaza Mayor y el mercado ambulante, mientras que según fuentes municipales sólo el 1% de los empleados municipales secundó la huelga. En Carcaixent, la empresa de recogida de residuos secundó la huelga y no retiró la basura de las calles desde la noche del miércoles hasta ayer por la noche.

Una situación que también se vivió en la comarca de la Vall d'Albaida, ya que la empresa Recisa no recogió la basura ni la noche del miércoles ni durante la mañana de ayer.

A pesar de esta situación, desde la Confederación Empresarial de la Vall d'Albaida (Coeval) consideraron que el seguimiento de la huelga general en esta comarca «fue escaso», tanto en la industria como en los servicios. Y es que desde Coeval afirmaron que un «15% de los trabajadores del sector privado secundaron la huelga».

Por otra parte en Xàtiva cerca de mil personas se concentraron ayer a las doce del mediodía en las puertas del ayuntamiento con diferentes pancartas con lemas en defensa de los servicios públicos y de una educación de calidad, entre otros.

Sin duda esta concentración que derivó en manifestación recorriendo las calles del centro de la ciudad y afectando al tráfico fue uno de los hechos más destacados de la jornada. Por lo que respecta a los comercios locales y establecimientos hosteleros la mayoría permanecieron abiertos.

Asimismo, desde el PP de Algemesí criticaron a los partidos de la oposición por decidir no asistir al pleno celebrado ayer.