La 'Casa del Sol i Lluna', punto encuentro para los jóvenes

Unos jóvenes en la terraza de la 'Casa del Sol i la Lluna',  con el telescopio. R. Martínez/
Unos jóvenes en la terraza de la 'Casa del Sol i la Lluna', con el telescopio. R. Martínez

Raúl Martínez. Muchas veces los adolescentes se sienten incomprendidos mientras los adultos lo llaman la 'edad del pavo'. Pasan por una etapa difícil y llena de cambios en su vida teniendo como una de las principales preocupaciones dónde y en qué invertir su tiempo de ocio y diversión.

Unas preguntas que los muchachos de Benissa y la comarca de la Marina Alta no se cuestionan, ya que tienen su rinconcito particular donde acudir y disfrutar. Es su otra casa, la del 'Sol i la Lluna'.

Estos privilegiados pueden disfrutar de unas magníficas instalaciones en pleno casco antiguo. Un remodelado cuartel, antigua casa de la familia Feliu, que data del siglo XVII y donde encontrar una alternativa de ocio y tiempo libre.

La 'Casa del Sol i la Lluna' fue una aventura que nació en el año 2005. Dos hermanas de la orden Franciscanas de la Inmaculada junto al director del departamento pastoral de Juventud en la Conferencia Episcopal, Víctor Cortizo, crearon este proyecto similar al existente en Madrid, 'La Casa Encendida'.

Dos años después, en 2007, su sueño y el de muchos chavales vio la luz. A pesar de que ha pasado tiempo y ha habido cambio de dirección de la Fundación Abargues que regentan otras hermanas, y diferentes reformas en las instalaciones, hace unos días, se han vuelto a abrir sus puertas con la misma ilusión que en sus primeros días de vida.

A su entrada dan la bienvenida los dos jóvenes a los que las hermanas han confiado el buen funcionamiento del centro juvenil. Su director, José Carlos Sánchez, y el técnico José Andreo trabajan ilusionados para ayudar al visitante en su formación humana mediante actividades lúdico-educativas. No importan ni las creencias ni sexo ni edad, ya que todo el mundo es bien recibido en la 'Casa del Sol i la Lluna'. Ahora llegan aires nuevos. Desde los destinatarios, niños desde los 10 años hasta jóvenes de 18, a los talleres y actividades que se pueden realizar. Talleres en los que, incluso, los adultos pueden formarse profesionalmente como futuros voluntarios del 'Sol i la Lluna'.

A sus fiestas en la discoteca sin alcohol y sus clásicos talleres de radio se suman los de diseño gráfico, guitarra, danza moderna y expresión corporal. Aunque el plato fuerte de su reapertura es la preparación del musical 'El 7 de septiembre'.

Son ya varios los jóvenes que se han inscrito para participar del espectáculo sobre las mejores canciones del legendario grupo de la conocida por Edad de Oro del Pop Español, Mecano. Los noveles actores se prepararán para septiembre, mes en el que se levantará el telón y demostrarán sus dotes artísticas. Fue el 20 de marzo cuando se presentó y los ensayos comenzarán en breve.

Pero no solo es diversión lo que se encuentra en esta curiosa casa. También hay una biblioteca donde poder aprovechar el tiempo estudiando, haciendo trabajos y encontrando apoyo escolar.

La curiosa zona de encuentro la completan el punto de información juvenil, cafetería, la sala de juegos de mesa y de proyecciones y en lo más alto, en su azotea, un telescopio de enormes dimensiones para observar el sol y la luna que dan nombre a esta casa.