Errores durante los dos primeros años de vida

Errores durante los dos primeros años de vida

Son muchos los errores que cometemos los padres durante esta etapa de la vida, es por ello que los desarrollaremos en dos capítulos separados. El término lactante engloba el periodo de vida que va desde el nacimiento hasta los dos años de vida. Es una etapa en la que se van a producir más cambios en el niño tanto a nivel físico pues prácticamente cuadruplica en este tiempo su peso al nacimiento y casi duplica su talla, como a nivel psicomotor ya que pasa de la dependencia más absoluta cuando tiene pocos meses a la independencia mediante la deambulación y la palabra que le hace ser un individuo inteligente abierto a todos los estímulos y conocimientos que lo convertirán con el tiempo en un ser racional, maduro, resolutivo e independiente.

Vamos a ir desde el principio indicando una serie de recomendaciones para evitar en la medida de lo posible una serie de malos hábitos frecuentes a esa edad y que de alguna manera es conveniente el conocerlos para no caer en ellos. Así, ya en la etapa neonatal que abarca desde el nacimiento hasta los 28 días de vida (un mes lunar), caemos en dos errores fundamentales como son el no respetar los deseos del bebé a la hora de pedir el alimento y el introducir de forma precoz el hábito del chupete. El primero de ellos es muy frecuente pues los padres se empeñan en dejar muchas veces llorar al niño cuando tiene hambre y no darle la toma de pecho o de biberón hasta que no le toque, craso error, es importante ofrecer las tomas de pecho a demanda, dándole cuando el bebé lo reclame y por supuesto respetando su descanso nocturno. De esta forma, seguro que conseguimos una lactancia materna adecuada y veremos progresar de forma correcta la curva de peso del niño. El segundo error es el colocar nada más nacer el chupete en su boca aunque esté tranquilo y no llore. Su utilización durante los primeros días de vida ocasionará que el bebé realice una succión no efectiva con la correspondiente decepción al no sacar alimento lo que ocasionará una pérdida de interés por el pecho materno o la tetina del biberón. Por otro lado, el estar succionando de forma continua el chupete provocará que se agote y caiga rendido en un sopor que en nada favorecerá su alimentación posterior.

Pasado el primer mes de vida, los padres nos empeñamos en pensar que nuestro hijo tiene frío por lo que sin razón aparente lo abrigamos de forma exagerada lo que es erróneo pues además de conseguir que no esté cómodo, estamos incumpliendo una de las normas fundamentales para prevenir la muerte súbita del lactante. Es importante el conocerlas para intentar prevenirla, así, además de esta norma, es importante el fomentar la lactancia materna, el acostar al niño siempre boca arriba o de lado, utilizar un colchón más bien duro, no llenar su cuna de peluches, utilizar el chupete a partir de los 20 días de vida, periodo en el que ya se ha instaurado de forma correcta la lactancia materna, mantener la habitación a una temperatura de 21 grados, airearla diariamente y por último evitar el tabaco tanto al padre como a la madre durante el embarazo y la lactancia. Los pediatras siempre comentamos que el tener un hijo es una buena disculpa para dejar de fumar.

Otros errores que cometemos los padres o personas que se encargan del lactante es el mover constantemente el carrito, aunque el bebé se encuentre dormido. Esta mala costumbre provocará que el niño se acostumbre y que cuando dejemos de hacerlo, llore sin parar hasta que volvamos a moverlo. Por otro lado aconsejamos no dormirlo al brazo meciéndolo pues es conveniente que se duerma solo al dejarlo en la cuna y solo cogerlo para tranquilizarlo, no para dormirlo. Con el tema del dormir también es importante el evitar despertarlo cuando el padre o la madre vuelven del trabajo con la disculpa de que no lo han visto en todo el día. Organicemos nuestro trabajo e intentemos volver a casa antes de que nuestro hijo esté dormido ya que esta actitud hará que si le despertamos, le cueste volver a conciliar el sueño.

Fotos

Vídeos