Un juez absuelve a trece miembros de un grupo lealista de Irlanda del Norte

ÍÑIGO GURRUCHAGA CORRESPONSALLONDRES.

Trece miembros del grupo lealista Fuerza Voluntaria de Ulster (UVF) fueron absueltos ayer por un juez de Belfast, que consideró que no podía fiarse de la veracidad del testimonio contra ellos de dos 'delincuentes asistentes', dos hermanos, que se presentaron en una comisaría de Policía alegando que habían participado en crímenes, que querían cambiar de vida y denunciaron a sus cómplices.

Ese tipo de juicio se conoce en Irlanda del Norte como los de 'supergrass', o 'superchivato', y su práctica se remonta a la década de los ochenta, cuando la Policía utilizó el testimonio de supuestos arrepentidos, a quienes se les ofrecía una reducción de pena, cambio de identidad y de residencia, quizás alguna compensación económica, para desmantelar los grupos terroristas.

En este caso, los hermanos Stewart ofrecieron, en 300 entrevistas con policías, los pormenores de dos palizas, de un secuestro con asalto y del asesinato de un miembro prominente de otro grupo lealista. Pero el juez consideró, tras 71 días de vista, que no podía fiarse de los testigos, que cumplieron una pena de cárcel de tres años cuando los delitos que confesaron acarrearían una de más de veinte, porque «mintieron a la Policía y al tribunal».

El juez puntualizó en su sentencia que, aunque en este caso la figura del delincuente que asiste a la Policía no ha servido para lograr una condena, la legislación que creó el nuevo estatuto de 'supergrass', y que será utilizada en casos futuros, es legítima.

El juicio se ha prolongado durante 21 semanas, lo que hace de este proceso uno de los más largos de la historia de Irlanda del Norte.