La polémica arbitral marca el derbi provincial entre el Gandia y el Olímpic

El equipo de la Safor logra la victoria al repetir un lanzamiento de penalti inexistente y el Ontinyent arranca un punto en Orihuela

VICENT CUCARELLAALZIRA.

Cola traerá durante toda la semana el derbi disputado entre el CF Gandia y el CD Olímpic de Xàtiva que terminó con la victoria de los locales por 2-1, ya que el conjunto de la Costera se sintió gravemente perjudicado por las decisiones del colegiado Domínguez Cervantes.

El conjunto de la Safor, falto de un triunfo que le apartara de los puestos de descenso de la tabla, encontró a su mejor valedor para la victoria en el colegiado andaluz, ya que tras expulsar al local Carrillo quiso compensar al equipo gandiense en todas las ocasiones posibles.

Fruto de ello fue el hacer repetir el penalti que había detenido el meta setabense Francis al alegar que un jugador del CD Olímpic estaba dentro del área, cuestión ésta que supuso el gol de la victoria del CF Gandia y la expulsión de Kike Alcázar y del técnico del CD Olímpic de Xàtiva Toni Seligrat.

Tras finalizar el partido, la expedición setabense se mostraba muy contrariada por lo acontecido en el encuentro. «No se puede venir a jugar un partido y que lo hecho por los jugadores quede sin valor por el capricho de un árbitro. Aparte de hacer repetir un penalti que nadie vio excepto él, ha estado todo el encuentro hilando muy fino en favor del CF Gandia», señalaban fuentes de la directiva del equipo de la Costera. También indignó a todos, y en especial a jugadores y seguidores del conjunto de Xàtiva, la mano tan rápida que tuvo el árbitro para sacar tarjetas. «No se puede jugar a fútbol cuando un encuentro se convierte en un baile de tarjetas. Mostrar 14 tarjetas de amonestación, y tres de ellas rojas condiciona totalmente el juego de los equipos», señalaron.

Por otra parte, el Ontinyent CF sigue mostrándose firme pese a todos sus problemas, y logró arrancar un punto en el campo de Los Arcos del Orihuela CF al finalizar el partido con el resultado inicial de 0-0. El conjunto de la Vall d'Albaida supo tejer una tela de araña en el centro del campo que hizo inútil cualquier intento de los alicantinos por inquietar la portería de Alberto.

Al finalizar el partido Roberto Granero felicitó a sus jugadores por el esfuerzo realizado. «Tengo una plantilla de jugadores de 10, por lo tanto el mérito es todo de ellos».

Fotos

Vídeos