Castelló Sense Soroll podría apelar la modificación de la ordenanza

REDACCIÓNCASTELLÓN.

La Asociación Castelló Sense Soroll, el colectivo que interpuso un recurso contra la ordenanza de convivencia ciudadana del Consistorio de Castellón y que fue admitido por el Tribunal Superior de Justicia, instaba ayer a los propietarios de las tascas a «cumplir el artículo 18 de la Ley de Drogodependencias» y destacó que la situación «tiene que cambiar a partir de mañana (hoy para el lector)».

Así lo manifestaba el presidente de la entidad Pedro Monfort, quien aseguraba al respecto de una posible alegación de la nueva ordenanza que la asociación a la que representa esperará «a ver lo que dice el texto», y en base a lo que éste modifique, «nuestro abogado hará lo oportuno».

Hay que recordar que desde Castelló Sense Soroll han acusado al Ayuntamiento de la capital de la Plana de hacer caso omiso de la prohibición de consumir alcohol en la vía pública y de no imponer las correspondientes sanciones a los propietarios de locales de las tascas.

El colectivo ha emprendido una lucha contra el Ayuntamiento que ya dura varios años, en busca de garantizar el descanso de los vecinos de la céntrica zona, perjudicado por el ruido procedente de los locales, tal y como afirman desde Castellón Sense Soroll.