Medio centenar de policías asaltan tres pisos de un clan de ladrones en La Coma

La operación se salda con la detención de cinco miembros del grupo y la recuperación de joyas y aparatos robados en viviendas

JAVIER MARTÍNEZ ,VALENCIA
Una patrulla de la Policía Nacional en La Coma. / Vicente Martínez/
Una patrulla de la Policía Nacional en La Coma. / Vicente Martínez

Una espectacular operación policial se saldó en la madrugada de ayer con la detención de cinco personas en el barrio de La Coma por robar en viviendas de Paterna. Medio centenar de agentes participaron en el operativo para asaltar de forma simultánea tres pisos donde vivían los delincuentes y escondían su botín.

Los policías se incautaron de pequeñas cantidades de droga y recuperaron joyas, televisores, cámaras de vídeo y otros aparatos electrónicos robados. Los registros comenzaron sobre las cinco de la madrugada tras tirar las puertas abajo de las tres viviendas. Los cinco miembros del clan de 'Los Xavi' estaban durmiendo cuando los agentes irrumpieron en sus casas.

Hasta ocho furgones de la Unidad de Intervención Policial (UIP) -el grupo de agentes antidisturbios- se desplazaron al conflictivo barrio de Paterna para participar en la operación. Los especialistas en asaltos a viviendas de delincuentes apoyaron al Grupo de Policía Judicial de la comisaría de Paterna.

El juzgado de instrucción número 3 de la localidad autorizó los registros y coordinó el operativo tras una exhaustiva investigación de la Policía Nacional de Paterna. Los delincuentes residían en un edificio de la plaza de la Yesa. Uno de ellos tenía pendiente una orden de búsqueda y captura dictada por un juzgado de Madrid.

La Policía detuvo a tres miembros del clan en un piso, y los otros dos presuntos ladrones fueron arrestados en otra de las casas. Los registros se prologaron durante varias horas en presencia de los detenidos y el secretario judicial.

El espectacular despliegue policial despertó el interés de los vecinos de La Coma, una barriada acostumbrada ya a este tipo de operaciones. Los pisos donde viven los delincuentes son propiedad del Instituto Valenciano de la Vivienda. Según las investigaciones, el clan desarticulado cometió varios robos en los barrios de Casas Verdes y Bovalar en Paterna.