Carratalá es elegido alcalde de Alberic tras una moción de censura

El ex primer edil y la oposición consideran que el acto es ilegal ya que el PP ha expulsado a los tres miembros del partido

A. TALAVERA LARIBERA@LASPROVINCIAS.ESALBERIC.
Toño Carratalá jura el cargo ante cientos de vecinos que han respaldado la moción. ::
                             FRANCISCO GARCÍA/
Toño Carratalá jura el cargo ante cientos de vecinos que han respaldado la moción. :: FRANCISCO GARCÍA

Gran expectación en torno al pleno que se celebró en la mañana de ayer en Alberic en la que se debatía la moción de censura contra, el hasta el momento alcalde, Faustino Sala. Cientos de vecinos han asistido al salón de plenos para asistir a la elección de Toño Carratalá, edil expulsado del PP, como nuevo alcalde del municipio.

Así, Carratalá ha sido nombrado alcalde con 10 votos favorables correspondientes a los seis concejales del grupo popular y cuatro de Coalició Valenciana. Nadie ha votado en contra ya que tanto el ex alcalde como los miembros del resto de la Corporación han abandonado el pleno antes de la votación al considerarla «ilegal».

La polémica ha surgido porque la secretaria accidental ha considerado que no se cumplía el requisito exigido de mayoría para formalizarla teniendo en cuenta la expulsión de tres de los concejales del PP, entre ellos el nuevo alcalde, por la propia ejecutiva del partido.

Y es que en este caso la Ley Orgánica de Régimen Electoral dice que «en el caso de que alguno de los proponentes de la moción de censura formara o haya formado parte del grupo político municipal al que pertenece el alcalde cuya censura se propone, la mayoría exigida en el párrafo anterior se verá incrementada en el mismo número de concejales que se encuentren en tales circunstancias». Esto significa que no bastaría con una mayoría absoluta sino que se necesitarían 12 votos.

Sin embargo, los ediles que han presentado la moción han argumentado que no se debe considerar la expulsión ya que «es necesario realizar un proceso contradictorio dentro de unos plazos por lo que nos han suspendido de militancia», explica el nuevo alcalde. Además, en el transcurso del pleno han avalado la moción con sentencias del Tribunal Constitucional en otros casos similares.

A pesar de la interpretación de la secretaria municipal, al tratarse de una moción de censura se ha creado una mesa de edad, formada por el miembro más mayor y más joven de la Corporación. De esta forma, la presidenta de este órgano ha sido María Ángeles Galdón, del grupo popular, y ha sido la que ha tenido la potestad de decidir si la moción de censura seguía adelante.

La decisión favorable de continuar con este trámite ha provocado que Faustino Sala y los representantes de Esquerra Unida- IXA, PSPV y Agrupació Independent d'Alberic (A.I.A) abandonaran el salón de plenos. «No hemos querido dar valor a un acto ilegal, porque se está incurriendo en prevaricación», asegura Faustino Sala.

Pese a las discrepancias sobre la legalidad de la moción de censura, el nuevo alcalde ha jurado el cargo ante la alegría de la mayoría de los asistentes, que consideran que esta es la mejor solución para acabar con los problemas de ingobernabilidad del Consistorio.

Durante la investidura, Carratalá, a pesar de que ha renunciado a recibir la vara de mando «por respeto al anterior alcalde y para no hacer una fiesta de esta situación dolorosa», se ha comprometido a hacer lo mejor para su pueblo ya que «Alberic es el mejor partido». Además, ha anunciado que la primera medida será realizar una auditoría del Ayuntamiento y darla a conocer a todos los vecinos como muestra de transparencia. «A los que creen que hemos errado con esta decisión, vamos a demostrarles con hechos que se han equivocado porque vamos poner en práctica la austeridad de la que se habla», señala el primer edil.

Por su parte, Javier Cervelló de Coalició Valenciana y que ha formado parte de este cambio en el gobierno, ha lamentado la situación que ha vivido el municipio y «ahora sólo queremos trabajar» para solucionar los problemas.

Habrá que esperar para saber si el juzgado considera legal la moción de censura de Alberic ya que se ha interpuesto un recurso contencioso administrativo en contra de ella y el PP ya ha anunciado que también se hará valer la vía penal por prevaricación.