Castelló Sense Soroll lucha por el descanso de los vecinos

La Asociación Castelló Sense Soroll, representante de los vecinos afectados por los ruidos procedentes de las tascas, lleva años luchando por que el Ayuntamiento de la capital de la Plana prohiba el consumo de alcohol en las tascas, puesto que alega que la actividad que se concentra en dichas calles impide el descanso vecinal.

Es por ello que los representantes de dicha entidad llegaron incluso a pedir que se prohibiera el consumo de alcohol en la vía urbana también en Magdalena, en San Pedro e incluso en las fiestas de barrio, una petición que, sin embargo, no fue concedida por el TSJCV, que consideraba que el artículo 26 de la ordenanza de Castellón si protegía estas prácticas.

Desde Castelló Sense Soroll se ha reiterado que se cumpla la prohibición impuesta por los tribunales y ha instado al equipo de gobierno a que sancione a aquellos que consuman alcohol en dicho entorno.