«Los mayores que visito los domingos me enseñan el valor de las cosas pequeñas»

L. GARCÉSVALENCIA.

Alejandro Sabater asegura que ha aprendido mucho de los mayores a los que va a visitar los domingos por la mañana. Cuando realata su experiencia destaca que sobre todo le han enseñado a «valorar las cosas pequeñas, esas que muchas veces tienes a tu alrededor y no te das cuenta».

Visitar a los mayores residentes en un asilo de las Hermanas de los Ancianos Desamparados es la acción social que este joven de 21 años estudiante de Arquitectura ha escogido en el ámbito de actividad de la Fundación Universitas. Lo hace encantado.

Cada semana, los domingos por la mañana, junto con un grupo de compañeros voluntarios, acude al asilo «para ofrecer compañía y conversación a los residentes al tiempo que para ayudar a las religiosas a darles la comida». A cambio solo recibe la muestra de que cada uno de los mayores «agradece infinitamente la visita».

Alejandro considera que prestar ayuda a quien la necesita enriquece la vida. De hecho, no duda en afirmar que es «muy importante desprenderse de uno mismo» y ello puede hacerse realidad con la implicación en alguna acción social.

Fotos

Vídeos