Los atletas se preparan para despedir el año con la San Silvestre

Localidades como Guadassuar, Algemesí, Albalat de la Ribera y Ontinyent organizan pruebas para las últimas jornadas de 2011

MARÍA MORENOALZIRA.

Los aficionados a las carreras populares y el atletismo tienen a finales de este mes de diciembre la prueba estrella de todos los años, la de San Silvestre, que se celebra con motivo de la celebración fin de año.

Las localidades de la comarca organizan la suya particular, es el caso de Guadassuar, la más próxima, mañana jueves a las siete y media de la tarde. La segunda edición de esta carrera discurrirá sobre un circuito de 2,8 kilómetros al que deberán dar dos vueltas para completar 5,6 kilómetros íntegramente por el centro de la población.

La salida y la meta se situarán en la plaza del Ayuntamiento. Además, incluye un componente solidario, ya que todos los inscritos, cuando recojan su dorsal, deberán dar una unidad de cualquier producto imperecedero, tal como paquetes de arroz, legumbres o leche. Estos alimentos irán destinados al Cottolengo del Padre Alegre de Valencia.

Todos los participantes harán el mismo circuito pero no habrá prueba por categorías y el premio, valorado en bonos a gastar en el gimnasio Eulen Sport y la Piscina Cubierta, lo recibirán los tres corredores con el mejor disfraz.

El primer clasificado será obsequiado con un bono de 20 sesiones valorado en 51 euros y los dos siguientes con un bono de 10 sesiones cada uno, ambos valorados en 31,10 euros.

La prueba estará ambientada en todo momento gracias a la megafonía y a un equipo de sonido que proporcionará la organización.

En el caso de Algemesí, se producirá la cuarta edición, que se celebrará el viernes, y por el momento se consolida con más participación y mejores premios para los ganadores. Los primeros en cruzar la línea de meta recibirán una caja de vinos, los ganadores al mejor disfraz en categoría individual se llevarán un jamón y los tres mejores en categoría colectiva un jamón y un lote de productos navideños.

La carrera de cuatro kilómetros se iniciará en la plaza Mayor y tras un recorrido por las calles más emblemáticas de la población como la calle Berca, el parque Salvador Castell, San José de Calasanz, Montaña finalizarán en el mismo punto del inicio.

Las representantes de las respectivas Cortes de Honor para las fallas locales de 2012 serán los miembros del jurado encargado de puntuar y premiar los mejores disfraces.

Tanto el club Tortuga como el Ayuntamiento de Algemesí auguran a esta carrera un enorme éxito, marcado por «la diversión y los disfraces de muchos de los participantes que preparan con ingenio su participación con indumentarias divertidas en la carrera», señalan en un comunicado.

Desde la organización, el próximo viernes se espera superar los más de 600 corredores que ya participaron el año pasado como uno de los objetivos principales de esta cuarta edición.

Este viernes también tendrá lugar a las nueve de la noche la San Silvestre de Ontinyent, que contará con 5.000 metros, un recorrido más largo que la de Algemesí, y está organizada por el Ayuntamiento y el Club Triatló Ontinyent.

Albalat de la Ribera también celebrará el sábado, último día del año, la XXVII edición de esta popular carrera cuya inscripción es gratuita. El horario, al igual que todos los años será desde las seis de la tarde, sin embargo, este año habrá una carrera para niños que dará comienzo a las cinco de la tarde.

La principal novedad de esta edición es la incorporación de una categoría especial de paralímpicos para que todos tengan su momento de gloria. Con esta iniciativa, se pretende impulsar la integración en el campo deportivo para que todos, sin distinción, puedan disfrutar del deporte.

Los más pequeños se entretendrán por la mañana con castillos hinchables mientras que la prueba de adultos tendrá un premio en metálico para quien consiga batir el récord de la misma.

La expectación está servida, ya no solamente por el componente deportivo sino también por la originalidad y el ingenio de los disfraces del público.

Todas estas carreras de San Silvestre inundarán los municipios de la Ribera, la Costera o la Vall, abiertas a la participación de jóvenes y mayores. Se caracterizan por ser la prueba con más color del año, sobre todo por el ambiente festivo que lleva consigo las fiestas de fin de año.

Cada edición es la combinación perfecta entre tradición y humor, una manera diferente de despedir el año de la manera más sana, deportista y divertida y que reúne a un buen número de atletas y de público para ver el espectáculo.